Real Betis Bordalás, un doble enemigo

  • El técnico alicantino sólo ha perdido una vez en cinco visitas a Heliópolis

  • Su estilo de juego, con detractores en el club verdiblanco

  • Heliópolis, cruce de ideas

Bordalás, durante su partido ante el Espanyol de Rubi de la pasada temporada. Bordalás, durante su partido ante el Espanyol de Rubi de la pasada temporada.

Bordalás, durante su partido ante el Espanyol de Rubi de la pasada temporada. / Enric Fontcuberta / Efe

Comentarios 0

El nombre de José Bordalás sobrevuela desde hace algún tiempo la realidad del Betis. Su pique con Quique Setién ya salpicó los duelos entre el Getafe y los verdiblancos las dos últimas temporadas; su estilo de juego ha sido criticado de manera interna en el club heliopolitano, por más que Rubi sí virase el rumbo ayer y mostrase su apertura a todas las ideas de fútbol; pero, además, los resultados de Bordalás en sus visitas al Benito Villamarín lo han convertido en un enemigo de lo más incómodo.

Hasta en cinco ocasiones ha llegado el entrenador alicantino a Heliópolis, con tres equipos diferentes, y ha obtenido tres victorias, un empate y una sola derrota, unos números de nivel teniendo en cuenta que sus conjuntos siempre contaron con mucho menos presupuesto que el de su rival, tanto en los duelos de Segunda como de Primera.

En la temporada 2009-10, el Elche de Bordalás goleó en el Villamarín (0-3) en un duelo de Segunda, un triunfo que repetiría con el conjunto ilicitano a la siguiente temporada y también con goles (1-4).

Tres años tuvo que esperar Bordalás para repetir visita a Heliópolis y, de nuevo en la categoría de plata, llegaría su única derrota, con el triunfo bético por 3-0 ante su Alcorcón, en un duelo que significó el regreso a Primera de los verdiblancos.

Esa circunstancia provocó que de nuevo tuviera que pasar un tiempo para que Bordalás regresará al campo del Betis. Ya lo hizo en Primera en su etapa como entrenador del Getafe y el conjunto madrileño se llevó un punto (2-2), en un partido en el que llegó a adelantarse por dos goles.

La pasada temporada llegaría la última victoria de Bordalás en el Villamarín, con el triunfo por 1-2 ante el Betis de Setién, precisamente en un día en el que la grada verdiblanca ya pidió la cabeza del entrenador cántabro.

Esas buenas prestaciones de Bordalás en sus visitas a Heliópolis, con equipos bien construidos y reconocibles, propiciaron que algunas voces señalasen su idoneidad como posible entrenador bético, una cuestión que no encontró respaldo suficiente en el seno de la entidad bética. "Queremos mantener el estilo", pregonaron como mensaje los dirigentes béticos tras la destitución de Setién, lo que dejaba al alicantino fuera de las quinielas para el banquillo heliopolitano.

Ni sus magníficos resultados con una plantilla limitada ni ese fútbol de presión en el campo rival que tanto dificulta a los contrarios sirvieron para cambiar la opinión en el Betis, aunque ayer Rubi sí lanzase un mensaje a favor suya. "Cada uno desarrolla sus ideas y todas valen, es lo bonito del fútbol", expuso el técnico bético en una entrevista con Efe, en la que también destacó ese fútbol directo que realiza el Getafe y que tan buenos resultados le viene dando. ·Si sales dormido contra ellos, lo vas a pasar muy mal", añadió el entrenador verdiblanco, un antagonista de Bordalás pero que sí respeta esa otra visión del que será el domingo su enemigo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios