Betis - Celtic

La fiesta del EuroBetis

Sergio Canales se hidrata durante el entrenamiento.

Sergio Canales se hidrata durante el entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz

El EuroBetis está de vuelta. La magnífica temporada sellada el pasado año por Manuel Pellegrini y sus muchachos obtuvo la recompensa del premio de la Liga Europa, la segunda competición del continente, que el Betis afronta con ilusión pero también con ambición. Aunque el mensaje de los técnicos se centre únicamente en el Celtic, ese club hermano con el que se comienza la andadura europea, las miradas apuntan más lejos, al menos para superar los registros históricos de la entidad cuando ha participado en Europa.

No existirá un ambiente de gala en el Benito Villamarín, debido a la existencia todavía de restricciones en el aforo, pero se le parecerá mucho. Quizá se vaya a echar en falta a los aficionados escoceses, a los que finalmente no se les facilitaron entradas de la grada visitante, para que el colorido fuera plenamente europeo, pero los hinchas béticos sí se volcarán con su equipo. Todos los socios que pagaron el abono de Liga+Europa tendrán hoy asiento en Heliópolis, en un duelo que llega además tras el sabor dulce que dejó la primera victoria de la temporada.

La obra de arte firmada por Sergio Canales en Los Cármenes ha disparado la moral de la tropa verdiblanca. La justicia del resultado halló además esa perfecta rúbrica del cántabro, un jugador fundamental en los esquemas de Pellegrini y al que ese gol le debe servir como espaldarazo para acercarse a su mejor versión. Si en Los Cármenes Canales se quedó en el banquillo para ahorrar energías, en el estreno continental el zurdo será el jefe bético sobre el césped, como también se ha convertido ya en el líder espiritual del aficionado.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Se esperan rotaciones en el once inicial que disponga Pellegrini. No le gustó al técnico que LaLiga retrasara el partido del Betis al lunes, lo que lo ha dejado con dos días de descanso menos que su rival, un Celtic que volvió a la senda ganadora el pasado sábado. Si a esa circunstancia se añade la amplia plantilla de la que dispone el entrenador chileno, los cambios están garantizados en la alineación titular.

Desde la portería, en la que se espera a Claudio Bravo, inédito con el Betis en esta temporada aunque sí ha jugado minutos de competición con Chile; a la delantera, donde también se aguarda la primera titularidad de Willian José, quien ya se estrenase en Los Cármenes.

Jugadores como Miranda, Guardado, Aitor Ruibal, Juanmi o Joaquín también cuentan con opciones de partir desde el inicio, en lo que sería también el premio al trabajo realizado el pasado año. Más complicado lo tiene Pellegrini en el centro de la defensa, tras la lesión muscular sufrida por Bartra, ya que sólo cuenta con Pezzella, Víctor Ruiz y Édgar para dos posiciones, con lo que tendrá que hilar fino en el reparto de esfuerzos.

Claudio Bravo, en el entrenamiento de ayer. Claudio Bravo, en el entrenamiento de ayer.

Claudio Bravo, en el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Muñoz

Tampoco dispondrá de su once de gala el rival, un Celtic que volvió a ganar en su campeonato, donde ha comenzado con dudas la etapa de su nuevo técnico, el greco-australiano Ange Postecoglou. Los cambios en el equipo, como la salida de su goleador Edouard en los últimos días del mercado, o las lesiones del japonés Furuhashi, su fichaje estrella del verano, y del griego Giorgos Giakoumakis, el refuerzo para la delantera, han provocado que el Celtic continúe buscando su mejor versión. Además, la baja de última hora de su capitán, Callum McGregor, exigirá un paso adelante de otros jóvenes como Turnbull.

Con todo, el equipo escocés es un clásico de los torneos europeos en cada temporada, ya sea la Liga de Campeones o la Liga Europa, por lo que sí cuenta con esa experiencia en su plantilla para no intimidarse por el ambiente que se respire hoy en el Villamarín. Además, la vuelta a Sevilla trae excelentes recuerdos a la entidad escocesa, que en 2003 vivió una de las mejores páginas de su historia reciente con la final de la Copa de la UEFA, en la que acabó perdiendo ante el entonces incipiente Oporto de José Mourinho.

Juanmi, Joaquín, Víctor Ruiz y Borja Iglesias junto a Pellegrini. Juanmi, Joaquín, Víctor Ruiz y Borja Iglesias junto a Pellegrini.

Juanmi, Joaquín, Víctor Ruiz y Borja Iglesias junto a Pellegrini. / Juan Carlos Muñoz

No podrá contar esta vez el cuadro escocés con el apoyo de sus hinchas durante el partido, aunque algunos de ellos, que ya tenían el billete pagado con anterioridad, sí han viajado a Sevilla para alentar a su equipo. No sentó nada bien ese cambio de registro que impedirá a los aficionados entrar al estadio, aunque las circunstancias de la pandemia obligaron al Betis a tomar esa decisión. Si unos 80.000 hinchas del Celtic se desplazaron a Sevilla en 2003, lo que incluso les valió un premio de la UEFA por su buen comportamiento, ahora han sido muchos menos los que se han acercado a la capital hispalense e incluso ayer merodeaban por el estadio.

Con una temperatura agradable y en el primer turno europeo, el EuroBetis regresará a escena en el Villamarín para poner en juego los primeros puntos de la fase de grupos, en la que el Betis quiere ser primero para clasificarse directamente para los octavos de final de la competición. El nuevo formato de la Liga Europa deja poco margen de error para tener el premio de la primera plaza y ganarle al Celtic es de obligado cumplimiento. El Betis de Pellegrini no quiere ser una comparsa en el continente y sí que la fiesta europea se prolongue hasta la primavera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios