Betis

El bote verde de Fekir

  • El galo mantiene su renovación como una incógnita, mira al futuro con optimismo y desvela que se quedó sin jugar en el Metropolitano por decisión de Pellegrini al tener cuatro amarillas

Fekir, con un remo de la embarcación verdiblanca.

Fekir, con un remo de la embarcación verdiblanca. / Juan Carlos Vázquez

El futbolista del Betis Nabil Fekir acudió ayer al acto de presentación del bote verdiblanco para la regata del próximo sábado, y a la conclusión del mismo atendió a los medios de comunicación para tratar diferentes temas de la actualidad de su equipo y, también, a nivel personal, como fue su renovación.

De momento, al igual que en la rueda de prensa previa al partido ante el Ferencvaros en Hungría, no hay novedad alguna al respecto. "Estoy bien en el Betis, y ya veremos a ver qué va a pasar", indicó la estrella bética, que no obstante dejó claro que no sería una condición necesaria que el cuadro heliopolitano esté en Europa para ampliar un contrato que acaba el 30 de junio de 2023: "Todos los futbolistas quieren jugar competición europea, pero no es una cosa que vaya a influir".

El francés reconoce su error en Leverkusen y que no tiene ningún problema con Joaquín

En cuanto al presente, Fekir desveló un aspecto importante dentro de la semana de tres derrotas seguidas de los verdiblancos, como fue su ausencia (se quedó en el banquillo) en el partido ante el Atlético, en el Metropolitano. Manuel Pellegrini dijo en la rueda de prensa posterior a aquel duelo que no quiso poner al francés para evitar cualquier tipo de lesión ante la carga de partidos, y ayer Fekir desveló que la decisión del chileno tuvo que ver con el hecho de poder perderse el derbi por acumulación de tarjetas: "Yo lo hablé con el míster y no quería correr riesgo por las cuatro amarillas, al final eso son decisiones del míster y tengo que aceptarlas". "Estoy contento de jugar todos los partidos. Soy un ganador y quiero jugarlo todo. A veces es normal que esté un poco descansado. Hay un míster que dirige y estoy contento por jugar todo", agregó al respecto.

Fekir, en el centro del bote bético. Fekir, en el centro del bote bético.

Fekir, en el centro del bote bético. / Juan Carlos Vázquez

Más allá de aquel capítulo en una semana para olvidar en los verdiblancos, Fekir mira el futuro con optimismo: "Todo el mundo sabe que fue una semana negra para nosotros, pero seguimos con el mismo objetivo y la misma confianza. El objetivo es ganar los máximos partidos posibles, estar lo más arriba posible. Haremos cuentas al final de temporada". Y es que el 8 del Betis prefiere pasar ya página tras la derrota en un derbi donde reconoció que su equipo no estuvo bien: "Pienso que con la expulsión de Guido nos costó mucho más hacer nuestro juego, presionar... Creo que no vimos el Betis de siempre, pero esto debe pasar ya. Hay que aprender y mejorar en los próximos partidos. Entiendo la decepción de la afición. Para ellos es un partido importante y no hemos podido conseguir la victoria. Nos da pena a todos, jugadores y afición".

Fekir entiende la decepción de la afición tras perder el derbi del Benito Villamarín

Incluso, indicó que no ve mucha diferencia entre el Betis y el Sevilla pese a perder el pasado domingo: "No, lo vemos en la clasificación. Sólo hay seis puntos de diferencia. El año pasado cinco puntos menos. Estamos bien, hay que seguir luchando por estar lo más arriba posible".

Otra cuestión importante que Fekir trató tuvo que ver con su expulsión en el encuentro ante el Bayer Leverkusen, cosa que no le gustó a Joaquín, como expresó el capitán verdiblanco en público tras el partido en el BayArena. Sin embargo, el galo dejó claro que tiene una buena relación con el portuense y que su expulsión le debe servir como aprendizaje para el futuro: "Estoy bien. Claro que no tuve una buena reacción, pero hay cosas que en el campo no se controlan, tengo que aprender de esas cosas. Creo que no gustó ese gesto mío, pero esas cosas pueden pasar en el campo. Tengo una buena relación con Joaquín. Sí, me arrepiento de lo que hice, pero esas cosas no se controlan en el campo. He reaccionado mal y tengo que aprender de eso". Eso sí, Fekir dejó claro que no piensa en cambiar su forma de jugar pese a las numerosas entradas y faltas que recibe a lo largo de los encuentros. "Para mí, como digo siempre, es mi juego. Entiendo que a veces los rivales se enfaden, pero yo voy a seguir igual, no voy cambiar mi juego", concluyó.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios