Betis Lo Celso, del clásico al derbi

  • El argentino disputará su primer compromiso de la rivalidad hispalense con la experiencia de haber jugado el gran encuentro de Rosario entre Central y Newell’s

Lo Celso celebra su primer gol al Villarreal el pasado domingo. Lo Celso celebra su primer gol al Villarreal el pasado domingo.

Lo Celso celebra su primer gol al Villarreal el pasado domingo. / Pepo Herrera / Efe (Sevilla)

Giovani Lo Celso es uno de los estandartes del Betis de cara al duelo del próximo sábado en Nervión. Será su primera experiencia en el derbi sevillano, pero conoce de sobra lo que significa un duelo entre dos equipos de la misma ciudad; la rivalidad y la pasión con la que se viven este tipo de partidos, ya que a sus espaldas guarda los enfrentamientos entre su ex equipo, Rosario Central, y Newell’s Old Boys, en el clásico rosarino.

Sevilla y Rosario están separadas por 9.656 kilómetros, pero en cada esquina de ambas ciudades se respira fútbol, y así, desde pequeño, lo vivió Lo Celso, formado en Rosario Central, equipo del que es hincha y con el que disputó, antes de iniciar su aventura en Europa, tres clásicos ante Newell’s, el duelo entre canallas y leprosos. El primero fue el 19-09-2015, en la jornada 24 de la Primera División argentina. Eduardo Coudet (apodado el Chacho), recientemente campeón de la Superliga Argentina con Racing de Avellaneda, era el técnico de Rosario en aquel partido disputado en el estadio Gigante de Arroyito (Arroyito es el nombre popular del barrio rosarino llamado Lisandro de la Torre, famoso dirigente político, abogado y escritor de dicha ciudad) y en el que Lo Celso saltó al campo en el minuto 53 en lugar de César Delgado, finalizando el encuentro con 0-0 en el marcador.

Dos empates y un triunfo es el bagaje del jugador del Betis en los choques ante Newell’s en su etapa en Rosario Central

El segundo clásico que disputó el 21 de Rosario Central (el mismo número que lleva estampado en la camiseta del Betis) fue el domingo 14 de febrero de 2016, en la jornada 2 del campeonato argentino. De nuevo como local, y con un ambientazo en unas gradas bañadas de color dorado y azul, Lo Celso firmó una notable actuación. Disputó los 90 minutos jugando por detrás de Marco Ruben (aquel delantero que jugó en el Villarreal y hoy milita en el Atlético Paranaense brasileño) y Larrondo (estuvo en el Torino hace unos años y hasta llegó a ser vinculado al Betis en la época de Eduardo Maciá), y a punto estuvo de marcar un auténtico golazo desde el centro del campo, al ver al meta de Newell’s adelantado y enviar un lanzamiento que se acabó estrellando en el travesaño con un ¡uy! que retumbó en un Gigante de Arroyito que vio a su equipo ganar por 2-0.

El tercer y último clásico rosarino de Lo Celso fue el 24 de abril de 2016, en la jornada 12. Esta vez, el escenario fue el estadio de Newell’s, el Coloso del Parque Marcelo Bielsa. El choque acabó 0-0 y el centrocampista canalla jugó 82 minutos, dejando su sitio a César Delgado.

Antes de jugar en Europa no disputó el que hubiera sido su último clásico rosarino al ser expulsado en la jornada anterior

Y todavía tenía tiempo el actual jugador del Betis de jugar otro clásico de Rosario el 23 de octubre de 2016 (jornada 7 del torneo argentino), pero en el partido anterior, ante Estudiantes de la Plata, en el estadio Ciudad de la Plata, Lo Celso fue expulsado por doble amarilla y no pudo disputarlo. "Me dirigió dos veces y las dos veces me echó. Si tiene algo personal me lo podría decir, pero no es justo esto. Él sabía que venía el clásico, que puede ser el último mío, y me dijo que me iba a echar. Me condicionó todo el partido. Es una tristeza enorme que Abal no me lo permita jugar porque me voy injustamente expulsado", dijo el joven enganche sobre la roja que le mostró Diego Abal, en declaraciones recogidas por El Gráfico. Rosario Central cayó derrotado en casa (0-1) ante Newell’s con un gol de Maxi Rodríguez (ex del Espanyol y del Atlético).

Con ese mal sabor de boca puso fin Lo Celso a sus clásicos en Argentina. Ya en Sevilla, tras hacerse oficial su fichaje por el Betis el pasado 31 de agosto, no tuvo tiempo de disputar el derbi de la primera vuelta en el Benito Villamarín, donde asistió en la grada a la victoria verdiblanca (1-0) con el gol de Joaquín. Ahora se estrenará el sábado, será su paso del clásico al derbi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios