Real Betis

Una Feria con otro color

  • Tras ausentarse el pasado año, el Betis retoma el almuerzo oficial en el Real con las miras en el objetivo europeo

  • "Hay que disfrutar pero con los pies en la tierra", dice el presidente

En el Betis ha virado el ambiente. De la mediocridad deportiva del pasado año a la quinta plaza actual. De ausentarse de la Feria a vivir la fiesta mirando al objetivo europeo, una realidad con un color diferente para el club y los aficionados. "Este año toca disfrutar, aunque con los pies en la tierra. Aún no hemos conseguido nada", aseguró ayer el presidente, Ángel Haro, que compareció ante las medios antes del almuezo oficial del equipo en el Real, con brindis incluido entre los dirigentes -el propio Haro y los vicepresidentes, José Miguel López Catalán y Lorenzo Serra Ferrer-, el entrenador -Quique Setién- y los capitanes -Joaquín, Adán, Dani Giménez y Guardado-.

"El año pasado el bético no quería ni hablar de fútbol", apuntó López Catalán. "Ni pisamos la Feria, estábamos en Cáceres reunidos para la venta de Piccini", recordó Haro, que por fin puede presumir de la trayectoria deportiva del primer equipo verdiblancos. "No se ha conseguido nada todavía, pero al margen de los puntos, son las sensaciones que transmite el equipo. Se ha entrado en esa dinámica positiva y esa poquita de suerte que hace falta en cualquier momento. Ni los más optimistas pensaban que íbamos a estar en esta situación", indicó el máximo dirigente, que también quiso apuntar los méritos del vestuario: "Se habla de una mejor planificación, pero también éstas las hacen buenas los entrenadores y los jugadores. El técnico le ha dado ese barniz al equipo para que compita".

Si la palabra Europa dejó de ser tabú hace semanas en Heliópolis, ahora incluso es una obligación. "Tal como se ha ido dando la temporada, ya hay que ir a por Europa. Sería una pena no conseguirlo. Aunque no ir sería una decepción y no un fracaso. Estamos muy contentos por la temporada, pero hay que rematar la faena. La situación es cómoda y estamos cerca de Europa, pero no podemos olvidar que la humildad es lo que nos ha hecho llegar aquí. El objetivo es llegar lo más arriba posible y hay que ir a por la quinta plaza", indicó Haro, que ya también piensa en la planificación del próximo año: "Ser quintos te permite empezar en un tiempo apropiado y eso es fundamental para nosotros. Además, también tiene influencia en el reparto televisivo de la Liga para la próxima temporada y las cuatro siguientes".

Una Feria con otro color Una Feria con otro color

Una Feria con otro color

También hubo tiempo en el discurso del presidente para nombres propios como el de Antonio Adán, convaleciente de su operación de pubis. "Es un jugador que es y ha sido importante, Quique (Setién) tiene mucha confianza en él. Cuando acabe la temporada nos sentaremos a hablar con las perspectivas de cada uno", indicó el dirigente verdiblanco, que también se refirió a la figura de Rubén Castro: "Estoy deseando que le quite el récord a Rincón y, además, que sea un jugador tan importante como él".

Una Feria con otro color Una Feria con otro color

Una Feria con otro color

En una fiesta tan sevillana como la Feria hubo espacio para la rivalidad en el mensaje de Haro. Primero para rebajar la trascendencia de aquellas palabras de Montella, y luego para presumir de lo que está consiguiendo el Betis en esta temporada. "No hay que darle mucho valor a ese tipo de declaraciones, hechas en un momento dado para contentar a su afición. Realmente era una posibilidad, como está siendo, pero no hay que darle mucha importancia a esas declaraciones", indicó el presidente, que sí manejó los datos económicos de cada entidad: "Hay que darle valor a estar por encima porque el Sevilla es un equipo que multiplica por 2,5 nuestro presupuesto, todo eso al margen de la rivalidad. Su presupuesto y el del Villarreal son muy superiores, así como el de otros equipos que están por debajo de la clasificación y ése es el valor que hay que darle".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios