Betis Loren, sin complejos

  • El delantero marbellí ha vuelto con energías renovadas para buscar un sitio en el equipo

  • Su futuro, en manos de los dirigentes y de Pellegrini

Loren, en un entrenamiento en Bad Ragaz.

Loren, en un entrenamiento en Bad Ragaz. / RBB

Un verano más, Loren tiene que convivir con su nombre con el cartel de transferible. La delicada situación económica del Betis pone al marbellí en el mercado, ya que su trapaso dejaría una importante plusvalía en las necesitadas arcas de la entidad. Con todos los equipos realizando propuestas a las baja, Loren se mantiene al margen y se centra en el trabajo diario, el único aspecto que puede controlar sobre su futuro.

Tras una temporada complicada, que se torció desde el inicio con su positivo por la Covid-19 en el verano, Loren quiere reivindicarse, aunque su futuro no sólo dependerá de él, sino también de la palabra de los dirigentes y del propio Manuel Pellegrini.

Numerosos equipos de Primera han preguntado al Betis por la situación de Loren –Granada, Celta o Alavés, entre otros–, pero de momento los sondeos sólo han llegado para solicitar un préstamo con opción de compra, una fórmula que no satisface ni al Betis ni al jugador. Tanto el club verdiblanco como el delantero rechazaron importantes propuestas en el pasado, aunque ahora la situación del mercado es distinta y tampoco el último año de Loren ha sido el más adecuado para revalorizar su figura. Aun así, la web especializada Transfermarkt sigue valorando al delantero en nueve millones de euros, una cifra por la que el Betis sí se plantearía su salida.

"Todas las temporadas las empiezo con muchísima ilusión, estando donde quiero estar, y para demostrarle a todo el mundo que aunque siempre empiece en segundo o tercer plano, Loren siempre está ahí y es lo que quiero demostrar este año", señaló ayer el delantero en los medios oficiales del club, en los que también habló sobre situaciones del pasado: "Yo siempre he dicho que el Betis es mi casa, es mi equipo y siempre he estado muy contento aquí. El año pasado fueron muchas circunstancias las que pasaron y uno se plantea muchas cosas. Llegó el interés de equipos que a mí me gustaban también, era un completo para los dos, para el club y para mí, y sí es verdad que se barajó eso, pero las cosas cuando pasan es por algo y si no pasó es porque donde debería estar es en mi casa".

Tanto Sanabria, hasta su salida en el mercado invernal, como Borja Iglesias estuvieron por delante de Loren durante una temporada en la que el marbellí sólo anotó un gol en la Liga, su peor registro desde su estreno en la campaña 17-18. "Los futbolistas somos egoístas y queremos jugarlo todo, yo también. Si puedo jugar todo y si puedo más, mejor, pero al final nunca vas a ser objetivo, el que decide es el míster y yo tengo la conciencia tranquila de que entrenándome lo dejo todo para poder jugar titular el domingo", afirmó Loren, que reconoció que le dio vueltas a su situación: "Al final piensas mucho porque no están saliendo las cosas como quieres y no estás dando el fútbol que quieres darle a la gente, al cuerpo técnico, a la afición y a ti mismo. Piensas mucho, te replanteas muchas cosas, pero tienes que estar tranquilo y si estás entrenando dando el máximo, tienes que estar tranquilo".

"Este año tenemos otra competición más, habrá rotaciones y son más oportunidades para uno. Pero el que decide siempre es el míster", aseguró Loren, un año más sin complejos para buscarse un hueco en el Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios