Real Betis

El triste camino del Betis

  • La aportación goleadora de Rubén Castro y el bajo nivel de la zona baja evitan el peligro del Betis con el descenso.

  •  El proyecto de ABA sigue la línea negativa de los antecesores.

Comentarios 1

El beticismo mostró su enfado en el encuentro del pasado martes frente al Villarreal, en el Benito Villamarín. Una indignación con el actual entrenador y directiva por ver cómo una temporada más, al igual que en los últimos siete años, la vulgaridad permanece instalada en Heliópolis. Un proyecto, el de Ahora Betis Ahora, comandado por José Miguel López Catalán y Ángel Haro que está con el crédito bajó mínimos, tal como reflejan los números de la gestión deportiva que están llevando a cabo.

FUENTE: Elaboración propia: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia: Dpto. de Infografía.

Poyet y Víctor

Gustavo Poyet fue el primer fiasco de ABA y Miguel Torrecilla, director deportivo, y la llegada de Víctor no le ha permitido tampoco al Betis dar el salto de calidad pregonado en verano por sus rectores. De este modo, la continuidad del madrileño por parte de José Miguel López Catalán, Ángel Haro y Miguel Torrecilla, hace unas semanas, para la temporada 2016-17, está en entredicho por los números del actual inquilino del banquillo bético, que cerró la primera vuelta sumando 11 puntos de 24 (8 partidos), con un total de tres victorias (Las Palmas, Athletic Club y Leganés), dos empates (Celta y Sporting) y tres derrotas (Eibar, Alavés y Atlético). Y en lo que va de segunda parte del campeonato, el Betis de Víctor ha caído en picado, además de ser un equipo plano en su fútbol, con un total de 9 puntos de 33 posibles (11 partidos), con un global de dos victorias (Málaga y Osasuna), tres empates (Barcelona, Valencia y Dépor) y seis derrotas (Granada, Sevilla, Real Sociedad, Real Madrid, Espanyol y Villarreal). Datos basados en la Liga, sin contar la eliminación en la Copa del Rey a manos del Deportivo en la primera eliminatoria, de ahí que en la última noche de fútbol en Heliópolis se escuchara en la grada del Villamarín "¡Víctor, vete ya!".

Haro, Catalán y Torrecilla

La planificación de Torrecilla, con 30 jornadas disputadas, no mejora en resultados a la de su antecesor en el cargo, Eduardo Macià. El Betis suma ahora 31 puntos y es decimocuarto en la clasificación, con nueve de ventaja sobre el descenso (decimoctavo es el Sporting, con 22), mientras que en la pasada campaña llevaba 34 y era decimotercero, con seis puntos por encima del peligro (decimoctavo era el Getafe, con 28). Además, hay un dato que refleja lo barato que supone conseguir este año la permanencia en Primera y que refleja el bajo nivel del actual Betis. En la campaña 2013-14, la del descenso de los 25 puntos, los verdiblancos llevaban 22 puntos en la jornada 30 (colistas), puntuación que en la actualidad le permitiría luchar por la salvación con el equipo de El Molinón.

Respecto a Catalán, el hombre fuerte en la gestión del club verdiblanco, y Haro, la afición ya manifestó su descontento con el grito de "¡directiva, dimisión!". Ambos ya han manifestado públicamente el deseo de mejorar la próxima temporada, pero el futuro de ABA, con temas como el pacto con Luis Oliver -PNB y BxV no ven con buenos ojos ese acuerdo con Bitton- y la posibilidad de que haya una alternativa futura (Rafael Salas), a lo que hay que añadir el descontento de la parroquia verdiblanca, crean dudas en cuanto a la continuidad de los actuales rectores.

Un Betis perdedor

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

El Betis de ABA se ha caracterizado por resultados negativos, como indican los números. Así, la temporada pasada (2015-16), el cuadro de Heliópolis, con 42 partidos jugados (Liga y Copa), obtuvo los siguientes porcentajes: 12 triunfos (29%), 13 empates (31%) y 17 derrotas (40%). Esta campaña (2016-17), con 32 encuentros (Liga y Copa) jugados por el momento los datos son los siguientes: 9 triunfos (29%), 7 empates (23%) y 16 derrotas (48%). Pero si se echa la vista a las seis temporadas anteriores a la actual, los porcentajes de derrotas brillan. En la 2010-11 (ascenso a Primera), el Betis jugó 50 partidos (Liga y Copa): 29 triunfos (58%), 9 empates (18%) y 12 derrotas (24%). En la 2011-12 (Primera División, Liga y Copa), 40 partidos: 14 victorias (35%), 8 empates (20%) y 18 derrotas (45%). En la 2012-13 (Primera División, Liga y Copa), 44 partidos: 18 victorias (41%), 10 empates (23%) y 16 derrotas (36%), logrando el Betis el pase a Liga Europa. En la 2013-14 (Primera División), 54 partidos (Liga, Copa y Liga Europa): 14 triunfos (26%), 12 (22%), 28 (52%), descendiendo a Segunda. En la 2014-15 (Segunda División), 46 partidos (Liga y Copa): 26 victorias (57%), 10 empates (22%) y 10 derrotas (21%), logrando el ascenso.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Así, salvo en los dos últimos ascensos y en la temporada de clasificación para Europa, los porcentajes de derrotas priman de manera contundente. A esto hay que añadirle un dato que refleja la medianía que reina en Heliópolis: el Betis sólo ha ganado 16 partidos en casa en las últimas tres Ligas en Primera (13-14, 15-16 y en lo que va de la actual), con 15 empates y 23 derrotas.

El valor del '24' bético

A pesar de ser cambiado varias veces, suplente en otras y sin convocar alguna vez, los datos siguen reflejando la importancia del canario en el Betis. En lo que va de Liga, el 24 lleva 10 goles en partidos en los que los verdiblancos sumaron 13 de los 31 puntos que tienen. Sin esa aportación goleadora del punta de Las Palmas, el equipo de Heliópolis tendría 18 puntos en la clasificación, metido de lleno en la pelea por evitar el descenso con Granada y Sporting, y superando sólo al colista, Osasuna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios