leganés-real betis · sala de prensa

Enfado por la indolencia

  • Víctor achacó la derrota a la "falta de contundencia en defensa y en ataque" y se confesó "cabreado.

Víctor da un balón a sus jugadores. Víctor da un balón a sus jugadores.

Víctor da un balón a sus jugadores. / Inma Flores

Poco podía defender del juego de su equipo el entrenador del Betis, Víctor Sánchez del Amo, al término del partido disputado en Butarque ante un Leganés que pareció, más que un equipo que pretende sellar la permanencia, uno que pelea por jugar la campaña próxima Liga de Campeones.

Para Víctor, después de la tercera derrota consecutiva de los suyos, el conjunto bético pecó de dos pecados capitales en el deporte profesional: indolencia y falta de contundencia. Así resumió el técnico cuando le preguntaron por la acumulación de goleadas en las últimas jornadas:

"Esperábamos un partido así. Se requería la máxima atención en los primeros minutos, esperábamos el empuje grande de Leganés, pero llegaron los dos primeros goles por la indolencia, por falta de agresividad y de contundencia. A partir de ahí el partido ha seguido con un Leganés jugando a la contra y una posterior falta de contundencia en nuestro ataque. Luego tuvimos otros dos errores claros que han sabido aprovechar", explicó el entrenador madrileño.

Sobre la imagen de un Betis sin nada que jugarse y el contraste de un Leganés que se juega el descenso, Víctor Sánchez reconoció que para el Betis "era importante adelantar un puesto en la tabla", pero su equipo no estuvo "a la altura de la atención y la exigencia que el partido requería": "Se nota cuando un equipo se juega tanto. Ellos hicieron lo que tenían que hacer, estuvieron atentos a nuestros errores y aprovecharon las segunda jugadas", afirmó.

Tenía ganas Víctor de volver a ver la derrota para llegar a un análisis, sobre todo por los dos primeros tantos encajados. Más seguro se mostró, sin embargo, sobre el ataque: "No podemos tener sólo posesión y merodear el área rival, también hay que finalizar".

Le preguntaron al técnico verdiblanco acerca de su futuro, de la posibilidad de no seguir en el banquillo del Betis: "Ahora no me lo planteo. Estamos con el cabreo del partido. No ha salido nada. Faltó contundencia y hubo indolencia en defensa y en ataque. Es lo que nos tiene más cabreados", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios