Día mundial contra el cáncer

La tasa de supervivencia de los pacientes críticos con cáncer en UCI mejora exponencialmente

  • Una sexta parta de los pacientes que ingresan en una UCI en España padecen una enfermedad oncológica

  • Las UCI incorporan las nuevas terapias que estimulan al propio sistema inmune del paciente para que este luche contra el cáncer

La tasa de supervivencia de los pacientes críticos con cáncer en UCI mejora exponencialmente La tasa de supervivencia de los pacientes críticos con cáncer en UCI mejora exponencialmente

La tasa de supervivencia de los pacientes críticos con cáncer en UCI mejora exponencialmente

En el Día Mundial Contra el Cáncer, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) se suma a la jornada haciendo balance de las mejoras logradas en las UCI de nuestro país en lo concerniente a la atención de calidad del paciente oncológico, así como indicando los retos y objetivos que se marca la comunidad de intensivistas en esta área de cara al futuro.

Actualmente, una sexta parte de los pacientes que ingresan en una UCI en España tienen una enfermedad oncológica, entre el 13 y el 21%. Sin embargo, no todas las patologías son iguales. Como explica la doctora Sandra García, intensivista del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, "hasta un 30% de los pacientes que reciben un trasplante de médula ósea precisan de un ingreso en la UCI en algún momento, una cifra que se reduce a apenas un 6% en los que presentan tumores sólidos".

Hace un par de décadas, el porcentaje de pacientes con cáncer en las UCI apenas representaba el 5% de los ingresos. "Actualmente, tenemos un gran número de pacientes oncológicos que cada vez tienen mayor esperanza y calidad de vida, así como posibilidades de tratamiento que no existían hace muy poco tiempo. Esto permite que tengan un pronóstico muy diferente y que su ingreso en servicios de Medicina Intensiva sea mucho más frecuente y con resultados cada vez mejores. No solo de supervivencia al episodio agudo en el hospital, sino también en cuanto a evolución posterior tras el alta hospitalaria", afirma el doctor Federico Gordo, Jefe de Sección de Medicina Intensiva del Hospital Universitario del Henares.

"Esta mejora de la atención es tanto para los pacientes oncológicos de tipo médico como para aquellos que precisan una intervención quirúrgica (bien dentro del proceso oncológico o por cualquier otra patología intercurrente)”.

Esta mejora se refleja en la tasa de supervivencia. En España ha crecido en todos los pacientes críticos;y los pacientes oncológicos no son menos, hasta el punto de que este porcentaje de supervivencia se ha equiparado con el del resto de pacientes no oncológicos en algunos casos. Dos patologías de elevada mortalidad en las UCI, como el shock séptico o la insuficiencia respiratoria grave, por ejemplo, han reducido la tasa de mortalidad a un 40% y a un 50%, respectivamente, cuando la primera llegó a ser del 60% hace dos décadas y la segunda, de hasta un 90% en los años 80.

"Estas cifras, similares a las de otros pacientes sin cáncer, permiten afirmar que lo que determina el pronóstico a corto plazo no es tanto la enfermedad cancerosa sino la gravedad de la enfermedad que lo lleva a la UCI y la situación previa del paciente”, explica la doctora García.

Actualmente, no hay protocolos específicos para los pacientes con cáncer. Son atendidos de igual modo que el resto de pacientes con la patología grave que les lleva a la UCI. Sí hay, en cambio, consideraciones especiales, pues hay que tener en cuenta su estado inmunológico, los tratamientos que ha recibido recientemente, las características de la neoplasia (por ejemplo, en las leucemias), etc.

La puesta en marcha de estos protocolos es un objetivo de futuro, "especialmente por la complejidad que entrañan algunos de los nuevos tratamientos en desarrollo. Estos protocolos deben incluir una visión multidisciplinar que permita evitar y limitar, en la medida de lo posible, la progresión de la disfunción orgánica y posibles complicaciones asociadas", afirma el Dr. Federico Gordo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios