diagnóstico

La biopsia líquida mejorará la eficacia de las terapias oncológicas

  • Expertos aseguran que la biopsia líquida, en conjunto con innovaciones terapéuticas, permitirá a medio plazo pasar de un 30% a un 80% de éxito en la lucha contra el cáncer

El doctor Joan Albanell es experto en el estudio de biomarcadores y del valor clínico de la biopsia. El doctor Joan Albanell es experto en el estudio de biomarcadores y del valor clínico de la biopsia.

El doctor Joan Albanell es experto en el estudio de biomarcadores y del valor clínico de la biopsia. / archivo

Se conoce como biopsia líquida, pero en realidad, no es más que un análisis de sangre, a través del cual se puede detectar la presencia de algunos tipos de cáncer, e incluso las características genéticas del mismo. Si bien es una técnica aún incipiente, cada vez se extiende más su uso, sobre todo en tipos de cáncer concreto, como el de pulmón, y en menor medida en melanoma, cáncer colorrectal y cáncer de mama. De hecho, se estima que en España en torno a 35 a 40 centros ya disponen de la tecnología necesaria para realizar la misma. Pero en el futuro, parece que esta técnica puede ser determinante para conseguir una mayor precisión de los tratamientos oncológicos, o incluso un diagnóstico precoz.

Así lo exponían diversos expertos en la presentación del curso online sobre biopsia líquida de Renovato Biomédica, que insistían en la importancia de que "los profesionales del mundo de la Oncología deben estar formados en la biopsia líquida", precisamente porque va a marcar el futuro de los tratamientos. En palabras de Joan Albanell, catedrático de Oncología de la Universitat Pompeu Fabra, "estamos viviendo un momento sin precedente en cuanto a las terapias oncológicas", refiriéndose a los avances que ha supuesto la inmunoterapia, y la Medicina de Precisión basada en dianas terapéuticas, según las diferentes mutaciones de los tumores.

Si bien estos tratamientos ya suponen una mejora, métodos diagnósticos como la biopsia líquida pueden permitir conocer de forma sencilla las características del tumor para aplicar los tratamientos más acertados, o incluso, gracias a que se trata de una prueba no invasiva, repetir la prueba para conocer la evolución del tumor e ir adaptando de esta forma las diferentes terapias.

En concreto, Rafael López, coordinador del Grupo de Oncología Médica Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (CIBERONC) exponía que la biopsia líquida, en conjunto con estas nuevas terapias, va a suponer "pasar de un 30% de éxito a un 80%, lo que va a cambiar totalmente nuestra forma de actuar". Explicando cómo será este cambio, el experto expresaba que en el caso de la inmunoterapia, lo cierto es que aún no es fácil saber qué pacientes se pueden beneficiar de estas terapias, pero a través de la biopsia líquida y las técnicas de secuenciación de nueva generación, se podrá saber el estado del tumor del paciente para proponer tratamientos específicos, "e incluso monitorizar el estado inmunológico del paciente", aunque aún se trate de algo experimental. Así, López explicaba que la esta herramienta diagnóstica es algo así como "tener una lupa espía en el tumor", que ayuda a abordar el mismo desde un mejor punto de vista.

Por su parte, Federico Rojo, jefe de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, insistía en que la biopsia líquida, al ser un método más económico y menos agresivo para el paciente, actualmente es una ventaja no tanto en el diagnóstico (aunque si lo será en el futuro), sino en el seguimiento del paciente. "El cáncer es una enfermedad muy compleja, por lo que esta herramienta nos va a aportar gran cantidad de información". Sin embargo, el experto exponía que necesita de mayor desarrollo e implantación para que realmente tenga un verdadero impacto en la práctica asistencial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios