asistencia sanitaria

El contexto social refuerza el rol de la farmacia en la atención domiciliaria

  • Los cambios en las necesidades de salud y cuidados propician nuevos perfiles profesionales

Varios ponentes, durante el debate organizado en el seno del Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios. Varios ponentes, durante el debate organizado en el seno del Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios.

Varios ponentes, durante el debate organizado en el seno del Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios. / m. g.

Más de 1.500 profesionales farmacéuticos se han dado cita en Alicante estos días en el Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, organizado por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) con la colaboración del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante, y que ha contado también con la participación del Grupo Cofares y la asistencia del presidente de la cooperativa, Eduardo Pastor.

En el marco de la octava edición del congreso, se ha llevado a cabo la mesa de debate patrocinada por Grupo Cofares 'Atención farmacéutica domiciliaria en España. ¿Hacia dónde vamos?' moderada por el presidente de Sefac y vicepresidente del comité organizador del congreso, Jesús Carlos Gómez Martínez. El encuentro ha servido para poner en valor el papel del farmacéutico en el actual y futuro contexto sociosanitario, especialmente relevante ante los cambios en las necesidades de salud y cuidados, y abrir el debate ante las propuestas de la sociedad en el campo de la atención farmacéutica domiciliaria.

Según los expertos, es una buena oportunidad para descargar al sistema sanitario

En nuevo entorno sociosanitario viene marcado por el progresivo envejecimiento, la discapacidad, la fragilidad y sus efectos en la salud. En este contexto, la intervención farmacéutica puede ser de gran valor y contribuir positivamente a descargar los sistemas sanitarios, han defendido los expertos. Y es que solo en España hay casi 3 millones de personas que tienen reconocida su situación de discapacidad. Entre ellos, 1,2 millones son mayores de 65 años y 513.000 mayores de 80, con su consiguiente situación de fragilidad.

Una realidad a la que la farmacia debe adaptarse y formar parte activa dentro de la atención sanitaria integral y continuada de salud, de la que destacan nuevas necesidades en atención domiciliaria y la importancia del seguimiento fármaco-terapéutico. Por su parte, el presidente del Grupo Cofares, Eduardo Pastor, ha querido recordar también el papel de la distribución farmacéutica en este contexto como "garante del acceso a los medicamentos y de la seguridad de los fármacos en la entrega a los pacientes".

En la mesa también particpàron Vicente Javier Baixauli, vicepresidente de Sefac; Patricia Lacruz, de la Comunitat Valenciana; Tomás Castillo, de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes y José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios