El Palquillo

Restaurada la Virgen del Carmen de la parroquia de San Vicente

  • La imagen, procedente de la Casa Grande del Carmen de la calle Baños, ha sido intervenida por Manuel Antonio Ruiz-Berdejo, quien le ha devuelto el esplendor original.

Restaurada la Virgen del Carmen de la parroquia de San Vicente. Restaurada la Virgen del Carmen de la parroquia de San Vicente.

Restaurada la Virgen del Carmen de la parroquia de San Vicente. / M. G.

La recuperación de una imagen de gran valor histórico y patrimonial. La Virgen del Carmen, una talla anónima del XVI, procedente del antiguo convento de la calle Baños, ha sido restaurada y expuesta en la parroquia de San Vicente, lugar al que pasó tras el cierre del convento. El restaurador Manuel Antonio Ruiz-Berdejo Cansino, le ha devuelto todo el esplendor a esta talla y al Niño, realizado por Benito de Hita y Castillo.

La Virgen del Carmen y el Niño presentaban un mal estado de conservación. En la imagen letífica se observaban diferentes patologías: mal estado del soporte y los brazos articulados, repinte generalizado en el rostro, arañazos producidos por alfileres, mala sujeción de los atributos, suciedad generalizada tanto en el rostro como en las manos, pérdida de policromía y preparación en las manos y las orejas, por motivo de roces, movimiento y rotura del busto de telas encoladas debilitada por el paso del tiempo. 

La Virgen del Carmen de San Vicente. La Virgen del Carmen de San Vicente.

La Virgen del Carmen de San Vicente. / M. G.

En cuanto la del Niño, presentaba: pérdidas de preparación y policromía en nariz, dedos de las manos y de los pies, pérdida del dedo meñique de la mano derecha, rotura y mal adherido del meñique de la izquierda, mucha suciedad y repintes en la policromía generalizada, o mala colocación del perno para la colocación de la corona. 

La intervención dela Virgen ha consistido en: la limpieza superficial de la imagen; la eliminación del repinte generalizado del rostro, "una labor muy complicada, ya que estaba muy adherida a la siguiente policromía y se ha tenido que realizar a punta de bisturí", apunta el restaurador; la fijación de la policromía tanto del rostro como de las manos; la limpieza de las manos y eliminación de repintes de las mismas; el estucado en las zonas en la que faltaba preparación; la reintegración cromática; la sustitución de los brazos a unos de bola, ya que los anteriores se encontraban en mal estado; la elaboración de elementos metálicos para la sujeción de los atributos y perno; la fijación, consolidación y reintegración del busto realizado en tela encolada; la restauración y consolidación del candelero; la reposición de las pestañas de pelo natural; y el barnizado final.

En cuanto al Niño, la intervención ha abarcado las siguientes tareas: la limpieza superficial de la imagen; la fijación de la policromía; la limpieza y eliminación de repintes de la misma; la realización del dedo meñique de la mano derecha y adhesión del mismo de la mano izquierda; el estucado en las zonas en la que faltaba preparación; la reintegración cromática; la mejora de sujeción de elementos metálicos para la colocación en el busto de la Virgen y colocación de un perno para la corona; la reposición de pestañas de pelo natural; y el barnizado final.

El restaurador ha agradecido la confianza depositada por el párroco de San Vicente, Carlos Coloma Ruiz, para que esta intervención completa haya devuelto a la imagen su esplendor original.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios