semana santa 2017

Denuncian al Ayuntamiento por los incidentes de la Madrugada

  • Los abogados de los lesionados entienden que no se tomaron las medidas necesarias

Confusión tras los sucesos de la Madrugada. Confusión tras los sucesos de la Madrugada.

Confusión tras los sucesos de la Madrugada. / D.S.

Comentarios 5

Cuatro despachos sevillanos de abogados llevarán a los tribunales al Ayuntamiento de Sevilla al considerar que no se tomaron las medidas necesarias para evitar los incidentes ocurridos en la Madrugada de 2017. Estos bufetes son los que dirigen los letrados Francisco Serrano, Ramón Carbajal, Fernando Rodríguez Galisteo y Ernesto Sanguino, que ya el año pasado solicitaron en los juzgados que se abrieran diligencias para esclarecer los hechos de aquella noche, al no estar conformes con la explicación que la Policía y la juez de Instrucción número 5 dieron sobre el origen de estos altercados. La versión oficial negaba que detrás de estos tumultos existiera una trama organizada y apuntaba a la histeria colectiva como base de los disturbios ocurridos.

En un comunicado conjunto, los cuatro despachos argumentan que "se va a llamar pleito como responsable civil subsidiario al Ayuntamiento de Sevilla, por no haber tomado el pasado año las medidas que en la actualidad se han anunciado". Una advertencia que se produce tras una semana en la que el gobierno local, en concreto la Delegación de Seguridad y Fiestas Mayores que dirige el socialista Juan Carlos Cabrera, ha concretado los distintos dispositivos que pondrá en marcha la próxima Semana Santa para evitar, en la medida de lo posible, los graves problemas ocurridos en la Madrugada del año pasado. Para quienes firman este comunicado, "los hechos que se investigan se han venido repitiendo en esta jornada durante los años 2000, 2005, 2009, 2015 y 2017, por lo que entendemos que se debieran haber tomado medidas anteriores para impedir que estos hechos sucedieran".

Los bufetes defienden a 60 personas que resultaron lesionadas en la Madrugada de 2017. Para ellas "y para quienes no pudieron completar su estación de penitencia", pedirán la aplicación de los artículos 522 y 523 del Código Penal, que supone la imposición de sanciones a quien "con violencia, amenaza, tumulto o vías de hecho impidiere, interrumpiese o pertubase actos propios de las creencias que se profesen". Los letrados estiman, así, que los altercados del año pasado fueron provocados desde conductas contrarias a los sentimientos religiosos y la libertad de culto.

También destacan que, tras haber presentado a través del procurador Ignacio Pérez de los Santos una serie de diligencias para "llegar a la verdad de lo sucedido en la pasada Madrugada", se han admitido a trámite la solicitud de nuevos testimonios. De igual modo, dentro de la búsqueda de pruebas para refutar la versión oficial que apunta a la histeria colectiva como origen de los tumultos, también se ha admitido la solicitud al Ayuntamiento de la aportación de la planimetría completa de la carrera oficial, desde la Plaza de la Campana a la de la Virgen de los Reyes. Esta información ha de incluir la anchura exacta por la que transitan los cortejos penitenciales, las medidas de los diferentes tramos donde se sitúan las sillas de los abonados y las de los pasillos traseros que hacen las veces de vías de evacuación.

En este sentido, el Consejo de Cofradías ya informó antes de que comenzara la Cuaresma que serán 227 sillas las que se eliminen de Sierpes, la calle que mayores problemas de seguridad presenta los días de la Semana Santa.

También se ha admitido la solicitud a la Hermandad del Gran Poder para identificar a los tres diputados de tramo de esta cofradía a los que aludió un testigo (que salió de penitente en este cortejo), en la declaración que efectuó ante la policía.

La Madrugada de 2017 se saldó con 13 detenidos tras una serie de estampidas que volvieron a enturbiar el ambiente que se vive en esta jornada. El Ayuntamiento hispalense lleva diseñando desde entonces un plan de seguridad que contempla, entre otros elementos, vallas insonoras y el uso excepcional de la megafonía para llamar a la calma al público en caso de que vuelva a producirse algún incidente como el del año pasado.

La adopción de medidas que afectan a los bares ha tenido una contundente respuesta por parte del gremio de hostelería, que entiende que se perjudica a un sector que logra en esta celebración buena parte de su facturación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios