El Palquillo

Ser los pies del Gran Poder

  • La hermandad de San Lorenzo realizó las 'igualás' de sus pasos a dos meses de la Madrugada

Comentarios 1

La calle Hernán Cortes fue el viernes por la noche lugar para el nerviosismo de los que iban por primera vez y para el reencuentro de los llevan años trabajando juntos. Todos con una bolsa bajo con las brazo con alpargatas o botines negros. Estaban allí porque era la igualá del Gran Poder en la casa de hermandad. Una cita importante para el mundo del costal sevillano. Ser los pies del Gran Poder o de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso es una labor con mucha demanda.

Más de doscientas personas acudieron a la llamada, nunca mejor dicho, de la familia de capataces Villanueva y de la popular corporación de la Madrugada. El acto comenzó con unas palabras de Ignacio Soro, Teniente de Hermano Mayor de la hermandad, que dio la bienvenida y deseó una buena estación de penitencia a la vez que recordaba el espíritu sobrio y el decoro que caracterizan a esta cofradía. Tras él, Manuel y Carlos Villanueva se dirigieron un año más a los costaleros. Agradecieron a la cuadrilla de la pasada Semana Santa su actitud cuando se produjeron los incidentes de la Madrugada y recordaron el estricto orden de la lista de espera que tienen para entrar a formar parte de ambos pasos.

Una vez formadas las cuadrillas titulares del nazareno y de la virgen, los Villanueva recitaron la lista de espera para comprobar la asistencia de sus componentes. Acudieron más de 100 aspirantes a costaleros del Gran Poder, afirmando algunos que superaban los diez años de espera. El acto se cerró con los debutantes en la igualá midiéndose junto a los componentes de las cuadrillas titulares para asignarles trabajaderas de cara al futuro. Para ellos, ha comenzado su camino hacia ser los pies del Gran Poder; para los que ya saben lo que es serlo, fue el principio del final de la espera. Los ensayos serán el final de esa espera. Y la Madrugada, la noche que da sentido a todo lo que ocurrió en la casa de hermandad del Gran Poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios