El Palquillo

Así se repartirán las hermandades de Sevilla la subvención del Ayuntamiento

  • Cada corporación de penitencia podrá optar a 7.550 euros

  • Tendrán que presentar un proyecto este mes y las facturas las pagará el Consejo

Reunión mantenida el 13 de enero entre el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías. Reunión mantenida el 13 de enero entre el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías.

Reunión mantenida el 13 de enero entre el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías. / M. G.

Ayudas finalistas para proyectos no inventariables por un importe máximo de 7.550 euros. Ésa será la subvención a la que podrá optar cada hermandad de penitencia gracias al acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías. Como se anunció hace unas semanas estas ayudas tienen como objetivo revitalizar el importante tejido empresarial de la ciudad vinculado a la Semana Santa, muy perjudicado por la suspensión por segundo año consecutivo de las procesiones, y por ende, de los movimientos económicos que protagonizan las cofradías y que sustenta a estos negocios durante todo el año.

La junta superior del Consejo de Cofradías se está reuniendo telemáticamente en los últimos días con los hermanos mayores para explicarles cómo puede cada corporación optar a la ayuda municipal para apoyar a los sectores relacionados con la Semana Santa. Será casi un millón de euros la cantidad que se destine a este fin. El Consejo se reservará 200.000 euros para acciones culturales, que recuperará posteriormente con otras subvenciones; mientras que cada hermandad de penitencia podrá disponer de un máximo de 7.550 euros. Para ello, deberá presentar durante este mes un proyecto justificando a qué se destinará ese dinero. Las ayudas son finalistas y para elementos o bienes que no sean inventariables. Es decir, podrán adquirirse flores, cera, estampas u organizar un concierto, por ejemplo.

El destinatario de las ayudas municipales será el propio Consejo de Cofradías, por lo que las facturas que emitan los diferentes artesanos o comerciantes deberán ir a su nombre con un plazo de pago de 120 días. Será, por tanto, la institución la que pague directamente esos servicios cuando reciba la subvención por parte del Ayuntamiento. Las acciones y proyectos que presenten las hermandades con cargo a esas ayudas municipales se podrán realizar durante todo el año, pero se deben concretar durante este mes al Consejo para que las aglutine y las traslade al Consistorio.

Las subvenciones también revertirán en las hermandades de gloria y sacramentales, con las que el Consejo comenzará a reunirse durante estos días. En este caso, a falta de ver qué es lo que traslada finalmente la institución a las hermandades, podrían disfrutar de ese dinero en el mismo porcentaje que establecen los estatutos para el reparto de la subvención anual por la explotación de las sillas y palcos de la carrera oficial de Semana Santa.

El alcalde, Juan Espadas, anunciaba el pasado 13 de enero que el Ayuntamiento iba a abrir esta línea de ayuda para “para que la ciudad tenga algo que ofrecer durante esos días” y poder así paliar las pérdidas económicas que todos los sectores y las propias hermandades van a padecer durante dos años consecutivos. En ningún caso, como se aseveraba, se trata de organizar sucedáneos de procesiones, pero sí de tener recursos económicos que permitan organizar actividades que puedan generar un rédito económico para toda la ciudad.

El alcalde, junto al delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y al portavoz del grupo político Ciudadanos, Álvaro Pimentel, mantuvo ese mismo día un encuentro con el presidente del Consejo, Francisco Vélez, y otros cargos generales para avanzar en los detalles de este proyecto conjunto que ambas instituciones llevaban trabajando varias semanas.

El Ayuntamiento también ha puesto en marcha una iniciativa similar para incentivar y revitalizar los sectores más afectados por la cancelación, también por segundo año consecutivo, de la Feria de Abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios