Sevilla

Alaya cita a Mellet tres años después de imputarlo por el ERE de Mercasevilla

  • La Guardia Civil concluye que fue "consciente y responsable" de la inclusión de los intrusos

La juez Mercedes Alaya, que investiga el escándalo de los ERE fraudulentos, ha citado a declarar el próximo 23 de abril al ex director general de Mercasevilla Fernando Mellet, en relación con las irregularidades que se investigan en torno a los ERE realizados en esta empresa en los años 2003 y 2007. La declaración de Mellet se produce tres años después de que la instructora lo imputase en esta causa, en marzo de 2011. El mismo día de esta declaración comparecerán en el juzgado uno de los primeros intrusos detectados al inicio de la investigación, Antonio Garrido Santoyo, ex miembro de la ejecutiva local del PSOE de Baeza (Jaén), y también el ex comercial de Vitalia Francisco José González García, quien supuestamente sería responsable de la inclusión de otra de las primeras intrusas en Mercasevilla, su vecina María del Carmen Fontela.

Estas nuevas declaraciones se producen después de que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil haya entregado recientemente en el juzgado el atestado relativo a la empresa Mercasevilla, en el que los investigadores recogen que en el ERE de 2003 de esta empresa fueron incluidos de manera irregular tres trabajadores (José D. M., Joaquín G. M., y Pedro V. M.), quienes no reunían el requisito de tener una edad comprendida entre los 50 y 64 años. Según la Guardia Civil, desde el Comité de Empresa, presidido por Rafael Domínguez, y el director de Mercasevilla, Fernando Mellet, se les "instó a adherirse al ERE" con el argumento de que se había prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2003 la fecha para tener cumplidos los 50 años. Según declaró Domínguez en su comparecencia como testigo ante la Guardia Civil, se trata de un "error de corta y pega" heredado de borradores del acuerdo que se había confeccionado en otra reuniones y que ese error lo subsanó directamente el delegado de Empleo Antonio Rivas.

Sin embargo, el atestado concluye que hasta la fecha "no se tiene constancia formal de que el error fuese comunicado ni corregido", por cuanto no hay documento que demuestre el acuerdo bilateral entre Mercasevilla y el comité de empresa para prorrogar la fecha, "mucho menos de que se haya comunicado y autorizado tal circunstancia por la autoridad laboral competente".

Por ello, la Guardia Civil concluye que se había instado a los tres trabajadores a adherirse al ERE "bajo unas condiciones irreales, ya que la prórroga de la fecha para tener cumplidos los 50 años se habría realizado de forma unilateral e irregular".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios