Vuelta al cole

Aprender desde la motivación en el San Francisco de Paula

  • El centro privado desarrolla un novedoso plan de estudios con más de 50 asignaturas optativas para que los alumnos descubran sus habilidades

Los alumnos entran, en su primer día de clase, al Colegio San Francisco de Paula. Los alumnos entran, en su primer día de clase, al Colegio San Francisco de Paula.

Los alumnos entran, en su primer día de clase, al Colegio San Francisco de Paula. / Juan Carlos Muñoz

Aprender desde la motivación. Fomentar el talento. Son los dos pilares fundamentales en los que se basa el nuevo plan de estudios que pondrá en marcha el próximo curso el Colegio San Francisco de Paula. Se trata de una novedosa estrategia que persigue que el alumno descubra desde pequeño sus habilidades para que pueda enfocar su trayectoria formativa hacia las áreas en las que mejor se desenvuelve y en las que más ilusionado se siente.

El programa –dirigido a estudiantes de entre 6 y 15 años– lo componen más de 50 asignaturas optativas, que se impartirán siempre en horario escolar y no extralectivas, pues este modelo de enseñanza está concebido como un currículo educativo personalizado, para que los niños elijan desde temprana edad su itinerario académico, lo que, según la dirección de este centro privado, aumentará el interés y el compromiso de los menores.

En el modelo educativo tradicional el diseño de un itinerario académico se posterga a la adolescencia. El San Francisco de Paula apuesta por adelantarlo a la niñez, para que desde pronto pueda sacarse mayor provecho a su aprendizaje. Así, al margen de los contenidos tradicionales obligatorios, se ofrece una amplia oferta de asignaturas que se centran en aspectos más concretos, más prácticos, con el fin de descubrir ese interés. Algunas de esta materias conciernen a la elaboración de planes de empresa, cerámica, pintura creativa, cocina, diseño e impresión en 3D, oratoria, habilidades profesionales para el futuro o recursos informáticos.

El plan de estudios apuesta también –como lleva haciendo este centro educativo desde hace décadas– por la enseñanza de las asignaturas en los idiomas más relevantes de la sociedad globalizada. De esta forma, los menores podrán adquirir los distintos conocimientos a través del inglés, árabe, alemán, francés y chino. Algunas de las optativas pensadas para ser impartidas en el idioma anglosajón son Creative Writting, Drama club, TED-Eclub, Young Entrepeneur's o Investement.

Con este programa el San Francisco de Paula incorpora en su currículo –de cara a la futura inserción laboral de los alumnos– las denominadas Soft Skills, es decir, las habilidades que más se demandan en el actual mercado de trabajo. Se trata de cualidades como el liderazgo, el trabajo en equipo o las capacidades de comunicación, que, según el Foro Económico Mundial, son más “relevantes” que los conocimientos técnicos.

A estas habilidades se suman las competencias Steam, un acrónimo con el que se identifica un nuevo sistema de aprendizaje, en el que se realiza una clara apuesta por la innovación y el diseño, el desarrollo de la curiosidad y la imaginación así como la búsqueda de soluciones diversas a un único problema. Además, permite integrar mejor otros gustos e intereses de los estudiantes, al ampliar el campo de aplicaciones y anular las barreras entre disciplinas. Ejemplos prácticos de esta enseñanza multidisciplinar están muy presentes en la sociedad actual en los creadores de videojuegos, que conjugan matemáticas y audiovisuales; científicos de datos, que combinan el periodismo y la estadística; o diseñadores industriales, ingenieros y artistas en una misma profesión.

El San Francisco de Paula responde, así, a la demanda actual que existe en España de jóvenes formados en competencias Steam, para la cual aún sigue siendo escasa la oferta de estudiantes que optan por una formación en la que estén presentes habilidades científicas, tecnológicas y artísticas. Por tal motivo, desde diversos foros educativos se insiste en la necesidad de fomentar este tipo de educación, la cual permite al alumnado desarrollar habilidades y competencias relacionadas con la innovación, con independencia de la profesión a la que se vayan a dedicar en el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios