"La vida son dos días": así es Belén Domínguez, la sevillana que comparte su lucha contra un tumor intramedular

La vida de esta joven sevillana cambió para siempre en julio de 2023 y desde entonces lleva luchando contra el tumor intramedular

Así es Alba Moreno, la sevillana más viral que enseña física en redes

Así es Belén Rodríguez, la sevillana que comparte su lucha contra un tumor intramedular
Así es Belén Domínguez, la sevillana que comparte su lucha contra un tumor intramedular / @belendominguezb

La vida es efímera y caprichosa, por todos es sabido que esa afirmación es cierta, lo único es que no se repara en ella hasta que algún acontecimiento desagradable aparece de repente para cambiarlo todo. Uno de estos revés lo vivó hace unos meses la sevillana Belén Domínguez y es que lo que empezó como un dolor de cuello normal que pensaba que podría ser una contractura ha terminado ser un glioma difuso de la línea media de grado 4, un tumor maligno que impide que de momento esta joven de 31 años pueda hacer su vida con normalidad.

Una de las frases que más pronuncia esta sevillana residente en Madrid es la popular expresión de "A vivir que son dos días" y es que este duro trance que lo toca vivir le ha enseñado que la vida cambia de un día para otro sin pensarlo y que hay que aprovechar el momento al momento porque nunca se sabe cuál va a ser el próximo cambio de guion de la vida.

Belén Domínguez desde que se enteró de su diagnóstico ha querido compartir sus experiencias y vivencias a través de las redes sociales, concretamente desde Instagram. A través de esta plataforma la joven ha dado voz a sus sentimientos, su avances, retrocesos clínicos y a cada momento más especial que ha vivido desde que ha sido diagnosticada con esta enfermedad. La positividad y la alegría siempre han sido su herramienta para comunicarse con la gran legión de seguidores que día a día muestran su apoyo a la joven sevillana y le insuflan fuerzas para que siga adelante con el proceso de cura.

Los diagnósticos no siempre han sido positivos y a pesar de haber tenido momentos de bajón, Domínguez siempre ha reconocido que su fe y su optimismo la llevan a enfrentarse a este proceso de una manera bastante fuerte, algo que sin duda es fundamental para ella es el apoyo incondicional de su familia, amigos y su prometido, con el que iba a casarse el pasado 4 de mayo de este año.

En entrevista a otros medios, Belén Domínguez, reconoce que "asumí muy pronto que mi nueva vida era esta, y mi objetivo era recuperarme cuanto antes, y me iba a esforzar muchísimo. Todo el rato intentaba enviar la orden desde mi cerebro a mi cuerpo: ‘Muévete, haz algo a pesar del dolor', que es bastante insoportable. Y con mucha paciencia y todos los días con una sonrisa, porque me sale sola, intento decirme: ‘Esta es mi nueva rutina, mi nueva realidad, tengo que afrontarlo'. Gracias a Dios le ha tocado a una persona como yo, porque creo que tengo la valentía de llevarlo, a lo mejor otra persona se encierra en su enfermedad y no se quiere levantar de la cama», afirma la joven sevillana.

El 24 de mayo fue el 31 cumpleaños de Belén Domínguez y lo celebró en el hospital rodeada de sus padres, su prometido y parte del equipo médico que la atiende a diario. Con estos gestos demuestra que a pesar de tener un diagnóstico complicado, ya que su caso es único en España, la sonrisa es lo último que pierde y que puede disfrutar de lo que tiene cada día.

Durante su estancia en el hospital ha podido ver cómo se cumplía uno de sus sueños: conocer a Alejandro Sanz. El cantante se trasladó hasta la habitación de Belén Domínguez para darle una sorpresa a la joven. Ella publicó en su Instagram ese momento y lo describió como uno de los días más felices de su vida.

Lo último