Turismo

¿Beneficia a Sevilla la cancelación del vuelo Málaga-Nueva York?

  • La pérdida de esta conexión con Andalucía facilita el camino a la ciudad, pues en la comunidad no habría mercado para dos rutas

  • La capital es capaz de aportar un turismo urbano y estable durante todo el año y ofrece su alianza turística con otras tres capitales: Granada, Córdoba y la propia Málaga

Una avión en una pista del aeropuerto de Sevilla.

Una avión en una pista del aeropuerto de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Oficialmente, la cancelación del vuelo que la compañía Delta operaba entre Málaga y Nueva York es una mala noticia para Andalucía, pero oficiosamente en Turismo de Sevilla desde ayer se respira con más tranquilidad. La convivencia de dos rutas con Estados Unidos desde la misma comunidad era claramente una debilidad en las negociaciones que el Ayuntamiento de Sevilla impulsa en colaboración con el aeropuerto de San Pablo para lograr esta aspiración. No habría mercado para garantizar dos conexiones en aeropuertos situados a 200 kilómetros de distancia.

Pero, tras lamentar la pérdida, los responsables municipales sí dejaron claro ayer la noticia no alterará en ningún momento el plan de trabajo que se ha intensificado especialmente en los últimos meses con distintas compañías aéreas. En concreto, es una consultora norteamericana la que está asesorando desde antes del verano a Turismo de Sevilla, no se negocia aún directamente con ninguna aerolínea, aunque hace unos meses se filtró un acercamiento con United Airlines. Delta no ocupa los primeros puestos en el mercado de EEUU, aunque tras su decisión se pone ahora a tiro para Sevilla.

Conseguir el vuelo Sevilla-Nueva York parece que está más cerca que nunca, pero en cualquier caso las previsiones más optimistas apuntan que no será una realidad hasta 2021. “Al final será una decisión de carácter comercial, las aerolíneas vendrán si le cuadran los números y nosotros lo que estamos haciendo es poner sobre la mesa todos los datos e informes posibles que acreditan el número de viajeros que pueden llegar a Sevilla desde los Estados Unidos, bien utilizando otros aeropuertos españoles o europeos o por vías como el AVE”, explicó el delegado de Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz.

Hasta ahora los números se han quedado cortos, pero la cancelación de la ruta de Delta engordaría, en teoría, las cuentas al derivar a Sevilla el tráfico que tenía Málaga. Siempre se ha barajado que para que dicha conexión fuese rentable harían falta entre 50.000 y 60.000 pasajeros en origen y destino al año (cada compañía tiene un umbral) y las cifras apenas superan en estos momentos los 20.000. La cifra, no obstante, sería algo mayor, según Turismo de Sevilla, que insiste en que la experiencia demuestra que una vez que se establece una ruta directa con un destino la demanda se incrementa y turistas que no se habían planteado viajar se animan por la mayor accesibilidad que ofrece un vuelo directo.

Esta hipótesis remediaría lo que, sin duda, es un punto flaco de Sevilla a la hora de negociar el vuelo con Nueva York, pues el problema de Sevilla es que recibe aviones llenos, pero no ha conseguido ser un gran destino emisor.

Turismo urbano y constante frente al sol y playa

Sevilla, destino de moda, ofrece ahora otras ventajas. El viajero que llega desde Estados Unidos, más que turismo de sol y playa, llega a Andalucía buscando otro tipo de atractivos o movido por otras necesidades. De hecho, la propia Delta, la aerolínea que ha operado en Málaga en los últimos once años, aplicó este pasado verano una subida de tarifas propicia para ahuyentar a un turismo familiar en busca de destinos para pasar las vacaciones. Fuera o no ésta su intención, lo cierto es que la rentabilidad para las aerolíneas están en otro tipo de turismo urbano y estable que en estos momentos Sevilla, más que Málaga, atrae. En la capital hay un trasiego de visitantes norteamericanos que garantizaría ese tráfico necesario, con normalidad y constancia. En lo que va de año EEUU ese el tercer mercado emisor en Sevilla, después del francés y el italiano, ascenso de este último motivado por la puesta en marcha de nuevas conexiones.

Los responsables turísticos insisten en la ventaja que supone un turismo que no es estacional, pues la idea es que el vuelo Sevilla-Nueva York operase durante todo el año y no sólo en la temporada estival, como ha ocurrido en Málaga.

Otra de las fortalezas que presenta ahora Sevilla es también la alianza turística que ofrece de la mano de Córdoba, Granada y la propia Málaga: Andalusian Soul. Un paquete muy atractivo. El vuelo con la capital hispalense beneficiaría también a estas ciudades y promovería un turismo de alto nivel adquisitivo que busca la monumentalidad y exclusividad que son capaces de ofrecer estos destinos a una distancia de dos horas y conectados también por AVE con capitales como Madrid y Barcelona.

La hoja de ruta

Nueva York es una de las prioridades marcadas en el plan estratégico con el que trabaja desde hace dos años el gobierno municipal, pero no el único. Aunque hace unos meses llegó a barajarse la opción de otras rutas con Estados Unidos, como Miami o Chicago, la decisión ha sido concentrar los esfuerzos en Nueva York. El reto es la larga distancia y el objetivo está también puesto en Asia-Pacífico. Antes sólo hacían vuelos transoceánicos compañías tradicionales usando aeropuertos hubs, pero ahora lo hacen compañías de bajo coste partiendo de aeropuertos regionales, algo impensable hasta hace poco tiempo y que abre una puerta a la esperanza.

En Turismo de Sevilla se confía en que el vuelo Sevilla-Nueva York se anuncie pronto y tenga un efecto llamada que permita a la capital dar otro gran salto en el aire. Por cierto, cuando llegue el momento, Sevila contará con un aeropuerto ampliado y renovado. Una circunstancia que en su día también fue muy beneficiosa para Málaga y el Pablo Picasso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios