Sevilla

Cientos de familias se juegan hoy una plaza en los colegios

  • Los sorteos entre los aspirantes que empatan en puntos decidirán quiénes se quedan con una vacante · El plazo para las alegaciones se abrirá el próximo lunes

Todo en manos de la suerte. Un año más el azar será el que decida si un niño accede o no al colegio que han eligido sus padres durante el plazo de solicitud que se cerró el pasado 31 de marzo. Cientos de familias se juegan hoy una plaza escolar en los centros educativos con mayor demanda, principalmente los concertados, donde los sorteos entre los aspirantes que han empatado en puntos dirimirá quién se queda con la vacante. Se trata de la segunda fase del proceso de escolarización que continuará la próxima semana cuando se abra el periodo de alegaciones. Antes del 7 de mayo tendrán que estar publicadas las listas provisionales de admitidos.

Un año más la escena se repetirá en los colegios. Desde bien temprano las familias que no tienen suficiente puntuación para conseguir una plaza de forma directa tendrán que competir con otras. El sorteo decidirá qué menores podrán entrar en los centros educativos solicitados por sus padres. Cada centro convoca su sorteo a hora distinta, aunque lo más común, salvo excepciones como en el Claret (17:30), es que se desarrolle por la mañana.

En estos sorteos a cada aspirante empatado en puntos se le asigna un número. La bola que contenga la cifra agraciada también tendrá que incluir un signo ascendente o descendente. En función de este símbolo se contarán los solicitantes que anteceden o continúan a esa cantidad hasta colmatar las plazas vacantes. En caso de que aún queden libres, se volverá a sortear entre las familias que estén empatadas en una puntuación inferior, siguiendo el mismo sistema. Durante la celebración de los sorteos estarán presentes las familias interesadas, la dirección del centro y los representantes de la comisión de escolarización creada en el consejo escolar de cada colegio a tal efecto.

A día de ayer algunos colegios aún no tenían configurada la lista de solicitantes, ya que la Junta todavía no les había enviado los datos de aquellas familias que habían presentado su solicitud en los organismos oficiales de la Administración autonómica durante los días de Semana Santa, cuando se cerró el plazo de solicitud. En el Portaceli, el centro concertado de mayor amplitud de la capital hispalense, situado en el barrio de Nervión, las listas baremadas se colocaron en la tarde del martes. Este año el desfase entre oferta y demanda es de 45 solicitudes, un excedente similar al del año pasado cuando se amplió la zona de escolarización, que desde entonces abarca los barrios de San Bernardo, Ciudad Jardín, El Porvenir y el lejano Tiro de Línea. El sorteo en este colegio tendrá lugar a las 9:30.

A esa misma hora también se celebrará en los Padres Blancos, donde el excedente de solicitudes alcanza la treintena, a pesar de que este año la oferta se ha completado con dos unidades más en Infantil de tres años, una vieja reclamación de la dirección de este colegio y de los vecinos de los Remedios, barrio que aún no cuenta con un centro educativo público. Algo más tarde, a las 12:00, se celebrará en el Buen Pastor, un colegio concertado de Nervión donde el número de solicitudes ha sobrepasado en un 35% su oferta. Uno de los últimos durante la mañana será en el Compañía de María, en El Porvenir, donde los padres están convocados a la una y media de la tarde.

Tras el resultado del sorteo, el próximo lunes se abrirá el plazo de alegaciones para aquellas familias que no estén de acuerdo con el resultado. Contarán con 10 días hábiles para reclamar. Las listas provisionales tendrán que publicarse en los centros educativos antes del 7 de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios