Sevilla ayer y hoy

Clausura del Patio de los Naranjos

  • PRÓXIMA ENTREGA Miércoles, 4 de JunioCon motivo de la exposición Magna Hispalense de 1992, el Cabildo cerró el Patio de los Naranjos e impuso pago a los visitantes, y desde entonces mantiene la norma que rompe una tradición con más de ocho siglos

Comentarios 6

HACE más de cuatro años, Diario de Sevilla (7 y 28 de diciembre de 2003), denunció que el Cabildo catedralicio, en una nota publicada el 30 de octubre, negó la devolución del Patio de los Naranjos al disfrute libre de sevillanos y visitantes, como había prometido en 1999 y 2002 a los vecinos del Barrio de Santa Cruz, rompiendo una tradición iniciada en 1196 y ejercida durante 796 años.

Las fotografías del Patio de los Naranjos muestran abiertas la cancela y la Puerta del Perdón. Así fue desde el año 1196 hasta 1992. El libre acceso de los sevillanos y visitantes al Patio de los Naranjos era una costumbre convertida en ley después de 796 años de vigencia, rota en 1992. Por cierto, el relieve que desde el siglo XVI representa en la Puerta del Perdón a Cristo expulsando a los mercaderes del templo, ha perdido desde hace bastante años el flagelo.

Juan Carlos Mantilla de los Ríos dimitió el día 10 de noviembre de 2003 como presidente de la Asociación de Vecinos y Amigos del Barrio de Santa Cruz, junto con los vocales Margarita Candil del Olmo y José Jiménez Ortega, para continuar al margen de la citada asociación las gestiones reivindicativas para recuperar el Patio de los Naranjos para el libre disfrute de los sevillanos y visitantes. Una "plataforma ciudadana" que abarcaría a todos los vecinos de la ciudad y no sólo a los del Barrio de Santa Cruz, y que denunciará hasta donde sea necesario el cierre interesado del Patio de los Naranjos, rompiendo una costumbre que era ley popular con casi 800 años. La campaña pro apertura del Patio de los Naranjos podría extenderse al conjunto de la Catedral, también mercantilizada por el Cabildo, con apoyos nacionales y extranjeros de entidades defensoras del patrimonio. La situación actual de la Catedral y el Patio de los Naranjos fue magistralmente descrita por Carlos Navarro Antolín (Diario de Sevilla, 4 de junio de 1999); Pablo Ferrand (ABC, 2 de junio y 11 de octubre de 2002 y 6 de mayo de 2003) y luego por Carlos Colón en Diario de Sevilla (Más guardias que canónigos, 29 de octubre de 2003).

Cuando en 1992, y con la excusa razonable de la Exposición Magna Hispalense, el Cabildo catedral decidió el cierre del Patio de los Naranjos, nadie pudo imaginar que más de tres lustros después todavía se mantendría la clausura entonces entendida como provisional. En 1992 se cumplieron 796 años del uso libre para los sevillanos y visitantes del Patio de los Naranjos, que ahora ya sumarían 812 años, con dieciséis de clausura. Ahora los sevillanos pueden acceder con el DNI, y los demás visitantes pagando. Pero nadie debe tener controles eclesiásticos para usar un bien público ciudadano. Está claro que debe ponerse fin al secuestro del Patio de los Naranjos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios