Negligencia médica en Sevilla

Condenan a una clínica con 637.000 euros por no diagnosticar un ictus

  • Un juzgado de Madrid reconoce los daños que sufrió una mujer que recibió el alta en un centro privado, sin diagnóstico ni tratamiento

Comentarios 1

Un juzgado de Primera Instancia de Madrid ha condenado con 637.000 euros a la aseguradora de QuirónSalud Sagrado Corazón por no diagnosticar un ictus. La paciente afectada sufre incapacidad permanente del 85% y gran invalidez, por lo que necesita de la ayuda de terceras personas para realizar actividades básicas en su vida diaria.

Los hechos se remontan al 21 de febrero de 2014 cuando la paciente acudió al hospital privado tras sufrir pérdida de sensibilidad en un brazo, un síntoma de sospecha de accidente cerebrovascular. Quedó ingresada en Observación durante toda la noche, sin recibir asistencia especializada de Neurología. La paciente fue dada de alta médica, al día siguiente, el 22 de febrero, "sin diagnóstico y sin tratamiento", explica su abogado, Adolfo Aguirre. En concreto en su historia clínica consta: "parestesias en MSI (miembro superior izquierdo) que impresiona de origen mecánico"; y se le pauta tratamiento para el dolor. Poco después de este episodio, el 13 de marzo de 2014, esta mujer sufrió un nuevo ictus, con consecuencias graves.

"El día 13 de marzo de 2104, al despertar, mi representada comenzó a notar imposibilidad para hablar y mover correctamente el brazo y la pierna izquierda. Su marido comprobó que tenía caída de la comisura labial. Acudieron de forma urgente al Hospital Macarena", añade el abogado en el escrito de la denuncia. Tras un chequeo en las Urgencias de este hospital público, los médicos comprobaron, a través de varias pruebas de imagen (TAC y Eco Doppler, entre otras), que la paciente había sufrido un ictus como consecuencia de un cúmulo de grasa (ateroma) en la arteria carótida.

La ausencia de un diagnóstico a tiempo, en su primera visita a Urgencias, impidió un tratamiento farmacológico precoz, de modo que el trombo (ateroma) continuó creciendo hasta provocar el colapso completo de la arteria, según explica la denuncia.

El juzgado número 83 de Madrid, en sentencia con fecha del 21 de mayo de 2018, condena a la aseguradora de QuirónSalud Sagrado Corazón a pagar a la paciente afectada la cantidad de 637.116 euros. Contra esta sentencia cabe recurso de apelación en el plazo de unos veinte días. Aguirre, que había pedido una indemnización muy superior, (1.241.000 euros), recuerda que se trata de "un caso más de error de diagnóstico ante un ictus, que se podría haber evitado"; y lamenta que situaciones como la sufridas por su cliente "están ocurriendo con mucha frecuencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios