Coronavirus Sevilla

Cruz Roja atiende a diario en Sevilla a 40 personas sin hogar con alimentos y kits de higiene

  • Mari Carmen Tomás y Marcial Gómez lideran el equipo, con ayuda de voluntarios, que reparte la ayuda en puntos del Centro, Triana y alrededores de Torre Sevilla 

  • Los beneficiarios son personas sin techo que han declinado ir a los centros de alojamiento abiertos por el Ayuntamiento y han dado negativo en las pruebas de Covid-19

Reparto de alimentos y kits de higiene a personas sin hogar en el Muelle de la Sal, esta semana. Reparto de alimentos y kits de higiene a personas sin hogar en el Muelle de la Sal, esta semana.

Reparto de alimentos y kits de higiene a personas sin hogar en el Muelle de la Sal, esta semana. / D.S.

El equipo de Cruz Roja que se dedica todo el año a la atención de personas sin hogar en las calles de Sevilla capital, formado por la farmacéutica Mari Carmen Tomás y por el educador social Marcial Gómez, ambos trabajadores de la institución, está interviniendo en este estado de alarma por el Covid.19 con el colectivo de personas sin techo que, por diversas causas, han rechazado alojarse en una de las 700 plazas abiertas por el Ayuntamiento de Sevilla en toda la ciudad, a pesar de que hay aún más de 70 plazas libres.

El Ayuntamiento aclara que no puede obligar a nadie a ir a los 700 alojamientos disponibles, donde no falta ni alimento ni aseo, que quedan 70 plazas libres y que nunca se han agotado las plazas

El gobierno local de Juan Espadas precisa que el Ayuntamiento no puede obligar a nadie a ir a los alojamientos disponibles, donde no falta ni alimento ni aseo, por más que queden más de 70 plazas sin ocupar y que nunca se han agotado las plazas.

Marcial cuenta su trabajo diario. "Ante la situación del covid-19 salimos por la mañana, en lugar de por la tarde noche, entre las nueve de la mañana y la una y media o dos de la tarde. Cada equipo de atención está formado por un técnico, que somos Mari Carmen o yo, y un voluntario. Preparamos los productos que vamos a repartir en la furgoneta e intentamos satisfacer la demanda de los usuarios. Quedamos con ellos por teléfono en ciertos puntos de cada zona y allí nos esperan a que lleguemos. Estamos muy contentos con el trabajo que hacemos".

El Muelle de la Sal del río junto al Paseo de Colón es una de las zonas de reparto en el centro, además de la la Plaza de la Magdalena y Plaza de la Concordia.

A diario están atendiendo a una media de 40 personas sin hogar en el Centro, en Triana y en los alrededores de Torre Sevilla, y que este martes la cifra alcanzó los 45. Contactan con la mayoría de ellos por teléfono para fijar un punto donde hacer el reparto de alimentos, kist de higiene (con gel, cepillo de dientes y maquinilla de afeitar, productos de abrigo (mantas, esterillas y sacos) y ropa (interior, de vestir y calzado). 

Serranitos donados por Mesón El Serranito 

Cruz Roja valora la cantidad de donaciones que están recibiendo para el programa 'Cruz Roja Responde' por parte de particulares y empresas, lo que ha permitido intensificar las acciones que ya se realizaban. "El mesón Serranito nos dio en una ocasión serranitos para repartir en la calle, y tenemos 40 meriendas diarias gracias a otras empresas como Campofrío con la colaboración del Ayuntamiento, un grupo de hosteleros y la empresa Gastrea", señala Marcial.

Marcial, educador social trabajador de Cruz Roja, y una voluntaria del servicio de atención a personas sin hogar, con la Policía Local que los acompañó este martes. Marcial, educador social trabajador de Cruz Roja, y una voluntaria del servicio de atención a personas sin hogar, con la Policía Local que los acompañó este martes.

Marcial, educador social trabajador de Cruz Roja, y una voluntaria del servicio de atención a personas sin hogar, con la Policía Local que los acompañó este martes. / Cruz Roja Sevilla

"El perfil de las personas que atendemos es diverso. La mayoría son españoles y hombres, cada uno con una situación particular. Cada persona tiene un motivo para no ir a los centros que ha abierto el Ayuntamiento, y en otros casos han ido y se han vuelto, o han acudido ahora cuando antes no lo hacían", añade el educador social de Cruz Roja, que recalca que la ciudad de Sevilla destaca por el alto número de plazas que ofrece a las personas sin hogar.

Cruz Roja ofrece todos estos artículos al estar cerrados también los roperos de la ciudad (en los comedores sociales como el de Triana y Pumarejo) que proporcionaban ropa y aseo a las personas sin hogar. 

Respuesta del Ayuntamiento

Desde el gobierno local se aclara que todas las personas que han decidido seguir en la calle, a pesar de los alojamientos que se han abierto, “han sido baja voluntaria en los dispositivos municipales, se niegan a ir a ellos, están contabilizadas y se han hecho incluso las pruebas de Covid-19, que han dado negativo”.

El Ayuntamiento señala que “son una minoría” porque “la mayor parte de las personas sin hogar están en los equipamientos públicos. Y todos tienen plaza disponible”. Un total de 640 personas sin techo se alojan en los centros deportivos y demás instalaciones abiertas por el Consistorio.

El gobierno asegura que es “un problema de orden denunciable por parte de la Policía” que las personas sin techo renuncien a los dispositivos de alojamiento abiertos porque allí tienen plaza y alimentación como los otros 640 que están allí alojados. De hecho, “Policía y UMIES hacen recorridos diarios para intentar que vayan a los dispositivos municipales y cuando es necesario son denunciados”.

Para que estas personas no se queden sin atención alguna, el Ayuntamiento alcanzó un acuerdo con una empresa para el reparto de bolsas saludables a través de Cruz Roja y otra entidad.Se distribuyen por toda la ciudad, allí donde están localizadas estas pocas personas que se niegan a ir a los equipamientos municipales.

Según el Ayuntamiento, “en los últimos días se ha corrido la voz entre un grupo de ellos y en vez de esperar que les localicen se reúnen en el Muelle de la Sal”. Precisa que no son puntos de reparto habilitados ni se quiere promover en ningún caso la actitud de quienes rechazan estar confinados en equipamientos públicos. No obstante, se les garantiza una atención básica alimentaria.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios