Sevilla

Coronavirus Sevilla: La presión asistencial obliga a abrir 22 nuevas camas de UCI en el Hospital de Valme

  • El centro ha adaptado ya tres espacios asistenciales a la atención de pacientes críticos, pasando de 14 a 36 puestos para cuidados intensivos

Sanitarios atienden a un enfermo Covid en un box de la UCI del hospital de Valme. Sanitarios atienden a un enfermo Covid en un box de la UCI del hospital de Valme.

Sanitarios atienden a un enfermo Covid en un box de la UCI del hospital de Valme. / M. G.

La elevada ocupación de pacientes Covid en las UCI de los hospitales sevillanos, pese a la bajada contenida de los ingresos en hospitalización, los ha llevado en los últimos días a dar una vuelta de tuerca más a sus planes de contingencia, ampliando puestos asistenciales mediante la adaptación de espacios y la reorganización de actividades quirúrgicas.

El Hospital de Valme, uno de los que soporta una mayor presión asistencial desde comienzos de la pandemia, se ha visto obligado a activar una nueva fase de su Plan de Contingencia frente al coronavirus que le ha permitido habilitar de forma escalonada 22 camas UCI extra, que se han ido sumando a las 14 que disponibles de manera habitual para poder dar respuesta a la evolución de la pandemia del coronavirus y que suponen un aumento del 157% de la dotación de puestos asistenciales para pacientes críticos en esta segunda oleada de la pandemia. 

Las nuevas medidas adoptadas por el centro inciden en dar respuesta a las necesidades de este momento centradas en pacientes críticos, en conjunción con las que ya se están llevando a cabo en las alas de hospitalización. Para ello, se han reorganizado espacios asistenciales y se han reforzado plantillas con personal de apoyo junto a la adquisición del material electromédico preciso.

Con las nuevas medidas se amplían puestos asistenciales mediante la adaptación de espacios y la reorganización de cirugía con necesidad de cuidados post-quirúrgicos intensivos

La directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja, pone en valor el "magnífico trabajo" que desde todos los servicios clínicos se está realizando en el centro. "Una actividad en la que se integra la puesta en funcionamiento de las diferentes medidas que, de forma organizada, se van activando para dar respuesta puntual a las necesidades incluidas en las fases del plan de contingencia, contando siempre con el apoyo de los servicios para garantizar las máximas garantías de calidad y seguridad tanto para pacientes como para profesionales", manifiesta la doctora.

Desde el inicio de esta segunda oleada del virus, y en el ámbito de cuidados intensivos, el centro ha ido adaptando tres espacios asistenciales conforme a la demanda asistencial y siguiendo sus planes de contención frente a la pandemia. El objetivo ha sido generar un mayor número de puestos asistenciales para pacientes críticos, dentro del doble circuito asistencial establecido. De este modo, y, durante los últimos meses, se han ido activando dos nuevos espacios para la atención de enfermos graves, según ha ido aumentado la presión asistencial. Por un lado, las anteriores instalaciones del Hospital de Día Quirúrgico, convertidas en UCI 2, conjuntamente con el nuevo Hospital de Día Quirúrgico, de uso polivalente para atención ambulatoria, hospitalización y UCI.

Por la elevada presión en la unidad de Cuidados Intensivos de los últimos días, el centro ha activado un nuevo espacio para pacientes críticos. En concreto, se trata de una parte de la Unidad de Reanimación Post-quirúrgica, la cual se compensa con un quirófano destinado a apoyar estas funciones. Como resultado, el número de puestos asistenciales disponibles actualmente en el Hospital de Valme para pacientes críticos en este doble circuito (pacientes covid y pacientes con otras patologías muy graves) supera el doble de los existentes de forma habitual, habiéndose pasado de 14 a 36 puestos con la activación de la medida actual, traducida en una ampliación del 157%.

Esta medida lleva consigo la reorganización de la actividad quirúrgica programada de pacientes que en su post-operatorio requieran camas UCI. La finalidad es que por un período eventual, donde se mantenga la elevada presión asistencial en UCI, pueda despejarse el mayor número de puestos asistenciales para garantizar su cobertura.

Asimismo, desde el Bloque Quirúrgico en colaboración con las especialidades quirúrgicas se está realizando un gran esfuerzo por reprogramar los partes de actividad y potenciar la cirugía sin ingreso. Sumar el soporte en UCI de varias especialidades: Anestesia, Cardiología y Cirugía Vascular, principalmente. Además de la cobertura completa de material, como es el caso de la disponibilidad de respiradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios