Patrimonio

Defensa revisa las cornisas de Capitanía ante el riesgo de caída

  • La cerámica de la fachada del Cuartel General del Ejército de Tierra presenta problemas de estabililidad

Una joven camina junto a la entrada principal del cuartel general de Capitanía. Una joven camina junto a la entrada principal del cuartel general de Capitanía.

Una joven camina junto a la entrada principal del cuartel general de Capitanía. / Juan Carlos Vázquez

Las cornisas del cuartel general de Capitanía serán revisadas ante el riesgo de caída. La intervención del Ministerio de Defensa viene motivada por una inspección realizada por los técnicos que desveló que en las fachadas que lindan con el viario público, los salientes cerámicos presentan aparentes problemas de estabilidad en zonas localizadas de la Plaza de España.

En el proyecto de adecuación de las cornisas se detalla que las actuaciones consistirán básicamente en operaciones de comprobación y evaluación de la estabilidad de las cornisas y elementos salientes del edificio, así como la reparación de aquellas zonas en mal estado con riesgo de desprendimiento. El proyecto se desarrolla en las fachadas que lindan con la avenida de Portugal, la plaza del Ejército Español y la calle Nicolás.

En la memoria constructiva sobre el Cuartel General del la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra se proyecta la utilización de una plataforma elevadora que permita ejecutar los trabajos en las debidas condiciones de seguridad. “Se procederá a la inspección y comprobación mediante medios manuales del estado de las piezas cerámicas que rematan las cornisas, impostas, vierteaguas y elementos salientes singulares de la fachada del edificio, retirando y desmontando aquellos elementos que presenten riesgo de caída o desprendimiento”.

Los técnicos apuntan que se registrarán en la correspondiente documentación gráfica, la situación de los elementos en mal estado o degradados, y se presentará un informe final dónde se recojan las actuaciones realizadas. “Se procederá a la reposición de piezas de remate de ladrillo o plaqueta existente, en colores apariencia y dimensiones similares a los existentes, tomados con mortero bastardo de cemento y cal, rejuntado con lechada de cemento blanco teñido y limpieza, comprendiendo: fabricación por encargo de las piezas para reposición, y colocación de los nuevos ladrillos con disposición y aparejo según modelo original”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios