Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia La mujer en la ciencia: el techo de cristal se resiste en las ingenierías

  • El número de mujeres graduadas en carreras STEM en Sevilla está por encima del de hombres

  • La presencia femenina en carreras vinculadas a Salud y Biología es muy alto, pero la brecha de género es abismal en otras como la Física o las Ingenierías

Varias mujeres en una clase práctica en la Facultad de Medicina. Varias mujeres en una clase práctica en la Facultad de Medicina.

Varias mujeres en una clase práctica en la Facultad de Medicina.

La mujer y la ciencia de la mano. Con esta idea se celebra cada 11 de febrero el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Una efeméride que fue proclamada en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

Poco a poco la mujer va ganando presencia en la ciencia. Pero aún queda mucho por recorrer. En Sevilla, las universitarias de la Hispalense de grado representan más del 56% de la totalidad de alumnos. De ellas, el año pasado se graduaron en carreras carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) 2.647 mujeres, un 35,8% del total de alumnos que acabaron sus estudios. En la Universidad Pablo de Olavide, en el curso 2017-2018 se matricularon 9.010 alumnos, de los que 3.230 alumnas se decantaron por las ciencias.

Estos datos reflejan el protagonismo que la mujer se ha ganado en un terreno históricamente ocupado por hombres, no obstante en campos como la Física, la Informática y las Ingenierías, la brecha de género sigue latente. Y es que, aunque el número de mujeres universitarias se mantiene por encima del de hombres, el género femenino se decanta más por las carreras relacionadas con la Biología, las Ciencias del Trabajo, la Medicina, las Ciencias Sociales e incluso la Química.

El 56% de los alumnos graduados el año pasado en la US son mujeres; de ellas, 2647 estudian carreras de ciencias

En la Hispalense, el número de mujeres graduadas en carreras STEM está por encima del de hombres, 2.647 por 2.330. No obstante, aunque la presencia femenina en carreras vinculadas al ámbito de la Salud y la Biología es muy alto (65,14% en medicina; 73% en farmacia y 62,21% en ciencias biológicas), la cifra en otras como la física (31,6%) o la ingeniería informática (19,8%) muestran una clara falta de interés de muchas de ellas por profesiones vinculadas a las Ciencias Naturales y la Ingeniería. 

Sólo 565 mujeres frente a 1.243 hombres estudian ingenierías en la Hispalense

Estos datos afianzan que el techo de cristal está marcado por los estudios relacionados con las ingenierías y la Física. 1.343 hombres se graduaron el año pasado en las ETS de Arquitectura, Ingeniería, Ingeniería Agronómica, Ingeniería de Edificación, Ingeniería Informática y en la Escuela Politécnica Superior, en algunas de estas titulaciones no se tiene en cuenta a ninguna mujer. En total, sólo 565 alumnas pudieron presumir el año pasado de haberse sacado un grado en esta modalidad en la Universidad de Sevilla. En la UPO, en la Escuela Superior Politécnica se matricularon el pasado curso 203 hombres frente 22 mujeres.

Sólo 3 de cada 10 científicos son mujeres

Una mujer trabaja con un microscopio en un laboratorio. Una mujer trabaja con un microscopio en un laboratorio.

Una mujer trabaja con un microscopio en un laboratorio.

Desde hace años, la apuesta por dar visibilidad a las mujeres en terrenos copados por hombres se ha convertido en una de las cuestiones claves en la lucha por la igualdad. Se puede decir que las carreras científicas se han convertido en auténticas carreras de obstáculos especialmente para ellas. Las cifras hablan por sí mismas y sólo un 28% de los investigadores científicos en el mundo pertenecen al género femenino, según la Unesco.

Hoy en día el porcentaje de mujeres con estudios universitarios es mayor que el de los hombres. Sin embargo, el número es muy reducido en aquellas disciplinas relacionadas con STEM. Una de las principales razones son los estereotipos a los que se enfrentan y la falta de referentes. Pero, ¿cuáles son las claves de esta escasa visibilidad de la mujer en el ámbito científico? Desde IMF Business School se señala como una de las razones precisamente a esa escasa visibilidad de la mujer en áreas científicas provoca lo que hace que se genere poco interés por parte de las jóvenes y niñas. La escuela de negocios internacional, destaca que sólo un 7% de las niñas se ve como científicas en el futuro, según datos proporcionados por la Iniciativa 11 de febrero.

Tan solo un 7% de las niñas se ve como científica en el futuro, según datos de la Iniciativa del 11 de febrero

A esto se le suma, que la presencia femenina es desproporcionadamente baja en las nominaciones u obtenciones de premios científicos. Al revisar los Premios Nobel en Química, Física, Fisiología y Medicina, 599 hombres han obtenido alguno de estos reconocimientos frente a las 17 mujeres que lo han logrado. De hecho, en 2018, los premiados fueron: nueve científicos, un economista, un escritor y un grupo de ONGs. Doce galardones, cero mujeres. Por último, IMF Business School subraya que, a nivel mundial, en las matrículas de los programas académicos relacionadas con las TIC solo el 3% son mujeres, en ciencias naturales, matemáticas y estadísticas el 5% y en fabricación, según datos del informe Mujeres en la Ciencia 2016 de la Unesco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios