Política

Orejas tiesas en el Ayuntamiento

Todos los grupos políticos municipales en la sesión plenaria del pasado jueves.

Todos los grupos políticos municipales en la sesión plenaria del pasado jueves.

El resultado de las elecciones andaluzas el pasado fin de semana ha puesto con las orejas tiesas a todos los grupos políticos de la Corporación a falta de once meses para que los sevillanos acudan de nuevo a las urnas, en este caso para elegir nuevo alcalde. La holgada victoria del Partido Popular en Sevilla, donde nunca había logrado vencer al Partido Socialista, no ha dejado indiferente a nadie. Los motivos son variopintos. La veda de la campaña electoral ya está abierta.

Para el gobierno municipal, esos resultados no tienen extrapolación alguna al ámbito local, pero entienden que deben llevarlo a reforzar su trabajo y consolidar su modelo en la ciudad. Los socialistas explican que la acción de gobierno está en un proceso constante de mejora, “y va a ir a más en estos próximos años”.

El equipo de Antonio Muñoz prevé afrontar con unidad y estabilidad este último año del mandato. Ahora toca sustituir a los cinco miembros del gobierno que salen del Ayuntamiento rumbo al Parlamento como nuevos diputados. Una pérdida que estaba programada pero que supone la salida de pesos pesados para el primer edil como la de Rafael Márquez, su mano derecha cuyas ambiciones políticas lo llevan a San Telmo. El ex gerente de la Gerencia de Urbanismo ha tenido desde enero la función de coordinar las actuaciones de los distintos servicios municipales.

Desde el gobierno municipal apuntan que van a seguir trabajando estos meses con la prioridad situada en la mejora de los servicios públicos, la transformación económica y digital, la reducción de las desigualdades y el reto de la lucha contra el cambio climático. En las relaciones con la Junta de Andalucía, la intención es mantener un clima de diálogo, coordinación y lealtad institucional. Al igual que con el Gobierno central. Fuentes socialistas señalan que “el interés general estará por delante. Y habrá un equilibrio con Gobierno central y Junta entre acuerdo y reivindicación”.

Todas las encuestas coinciden en que Ciudadanos desaparece del Ayuntamiento

Los socialistas entienden que cuentan con un proyecto a medio y largo plazo, de ahí que el último año de mandato lo plantean realmente como el primer año de un nuevo periodo de cinco años. En marcha se encuentran proyectos estratégicos como la antigua fábrica de Artillería, las naves de Renfe, el paseo de Torneo, la avenida de la Cruz Roja, la ampliación del tranvía, la Gavidia, la antigua fábrica de tabacos, Cartuja Qanat o el plan municipal de vivienda.

Además, esperan consolidar la proyección internacional ganada en los últimos años y vinculada a la cultura, la industria, la innovación y la ciencia, y la investigación. La última encuesta encargada por el grupo socialista sobre una muestra de más de 1.000 personas permite extraer algunas conclusiones: la valoración de los proyectos municipales es positiva en términos generales. El tranvía, por ejemplo, tiene un 6,7, y el tranvibús un 7,1.

En el sondeo se detecta un respaldo de la ciudadanía a la inversión pública y a las obras pese a las molestias que pueda generar. La pregunta se hizo para valorar el impacto del volumen de obras en la ciudad. La imagen de Muñoz como alcalde está más que consolidada. Alcanza un nivel de conocimiento del 51,9% de la población y una valoración media del 5,6. Es la más alta de entre todos los líderes municipales. De acuerdo con el estudio, es la persona preferida para ser alcalde de Sevilla por un 35% de los encuestados. Por último, se garantiza en el estudio la consolidación del gobierno de la ciudad estable en los 13 concejales de 2019 después de tres años de mandato con margen y opciones incluso de crecimiento.

Vox teme un frenazo en las urnas y en Adelante Sevilla las peleas internas no cesan

Las preocupaciones en el despacho de los populares en la Plaza Nueva son otras. Las ganas del candidato a la Alcaldía, José Luis Sanz, para ganar las elecciones municipales e implantar en el Ayuntamiento el cambio de gestión y moderación que ha puesto en marcha Juanma Moreno en la Junta de Andalucía contrastan con las voces de dentro del partido que sugieren un bandazo pese a que falte menos de un año para ir a las urnas.

Distintas fuentes populares señalan que hay ganas de renovar al grupo municipal debido principalmente a que los partidarios de la dirección regional que lidera Juanma Moreno se quejan de su falta de protagonismo en el trabajo diario de oposición al alcalde socialista pese a que son mayoría. Este proceso debe empezar con un cambio al frente del PP sevillano, ya que Virginia Pérez ha logrado su acta de diputada y su marcha está cantada tras su enfrentamiento con esa dirección andaluza en el último proceso congresual. El siguiente paso que se baraja es la sustitución de Sanz por otro candidato a la Alcaldía que sea afín a la cuerda de Moreno.

En los otros tres grupos políticos de la Corporación municipal el panorama no es mejor. Todas las encuestas realizadas hasta el momento coinciden en la desaparición de Ciudadanos del Ayuntamiento, como del Parlamento. Las dudas de Vox se deben a que, si han lanzado a la arena electoral andaluza a uno de sus baluartes más preciados en el Congreso (Macarena Olona) sin el resultado esperado, en las municipales los datos no apuntan a una subida y menos sin tener un candidato mediático. Por último, en Adelante Sevilla (formado por Podemos e Izquierda Unida) las peleas internas no cesan. Por lo que se desconoce si volverán a presentar una candidatura por separado o con nuevos componentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios