Contaminación Reto 'Neopolitan': Greenpeace aconseja a Sevilla implantar políticas de movilidad para ser sostenible

  • La capital hispalense resulta la peor valorada entre las diez ciudades estudiadas en la campaña 'Tu ciudad, tu planeta'.

  • Aconseja aminorar los niveles de emisiones para mejorar la salud de cara a las elecciones municipales.

Atasco en el puente del Quinto Centenario. Atasco en el puente del Quinto Centenario.

Atasco en el puente del Quinto Centenario. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 9

Greenpeace considera necesario que Sevilla ponga en marcha políticas de movilidad urbana para hacer frente a la contaminación para poder encaminarse hacia el modelo de una ciudad sostenible. La organización ecologista había propuesto una serie de retos a diez poblaciones españolas (Albacete, Barcelona, Madrid, Palma, Pamplona, Santiago de Compostela, Sevilla, Soria, Valencia y Zaragoza) con el objetivo de convertirse en ciudades Neopolitan y, por tanto, pioneras en una revolución urbana que hiciera sus municipios más sostenibles y que mejorase la calidad de vida de sus habitantes.

Dos semanas antes de las elecciones municipales, Greenpeace lanza una serie de propuestas (enviadas a las principales fuerzas políticas que concurren a los comicios) dentro de la campaña de Greenpeace Tu ciudad, tu planeta, que pretende situar al medio ambiente y a las personas en el centro de la política en este tiempo de elecciones.

Así, Greenpeace señala que retó -a comienzos del año 2018- al Ayuntamiento de Sevilla para que mejorara la movilidad sostenible, ya que la ciudad "muestra un gran potencial para introducir mejoras de forma rápida y efectiva". Pero, añade, "a pesar del compromiso del Ayuntamiento para subsanar los errores detectados en el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (Paces) y a la incorporación de medidas urgentes para mejorar la movilidad urbana y la adaptación al cambio climático de Sevilla, no se han producido avances sensibles en esta materia".

La organización ecologista explica que ha prestado "especial atención" al Paces, herramienta para preparar a Sevilla frente al cambio climático, y el resultado final "es un documento que resulta débil y sin repercusión efectiva en las políticas de la ciudad". Además, destaca que "resulta especialmente preocupante la falta de ambición en materia de movilidad urbana, un área básica para alcanzar los compromisos alcanzados en reducción de emisiones contaminantes".

E indica que en comparación con el resto de ciudades evaluadas por Greenpeace, Sevilla resulta la ciudad "peor" valorada en cuanto a políticas e interés por mejorar su movilidad.

Propuesta para una ciudad sostenible

Greenpeace señala que ha publicado una serie de medidas dirigidas a los ayuntamientos que salgan de las urnas en las elecciones municipales del 26 de mayo para que afronten su parte de responsabilidad en los principales problemas medioambientales que sufre la sociedad en la actualidad. Las medidas se agrupan en temas sobre los que las administraciones locales tienen competencia como movilidad, alimentación y gestión de residuos.

"Las próximas elecciones municipales suponen una oportunidad excelente para transformar las ciudades en espacios más habitables y más justos para sus habitantes. Las administraciones locales, al estar muy próximas a la ciudadanía, tienen mayor responsabilidad y probabilidad de éxito para revertir los problemas que afrontan las ciudades y deben jugar un papel fundamental a la hora de gestar el cambio hacia un planeta más sano y sostenible", ha declarado la coordinadora del proyecto de Ciudades de Greenpeace, María José Caballero.

"No puede haber sostenibilidad sin equidad, igualdad de oportunidades y garantía de derechos. Desde Greenpeace proponemos una mirada de ciudad integral que plantee la gestión medioambiental desde la salud pública, el acceso a los servicios básicos y la propuesta de un desarrollo económico de reparto que garantice una vida digna para todas las personas", ha añadido el director de Greenpeace España, Mario Rodríguez.

Por tanto, y de cara a las Elecciones Municipales del próximo 26 de mayo, Greenpeace ha elaborado un conjunto de medidas en materia de movilidad sostenible que considera urgentes para hacer a las ciudades más sostenibles: Ciudad 30, reducir la velocidad en nuestras calles para mejorar la seguridad, reducir el ruido y facilitar la circulación a peatones y ciclistas y repartir el espacio público, es decir, evolucionar de un diseño urbano pensado para el coche a otro que priorice el transporte público, la bicicleta y al peatón.

Además, la organización aboga por mejorar el transporte en superficie, porque el tranvía y sobre todo el autobús atienden a más usuarios por su mayor cobertura y accesibilidad, y una tarjeta única de transporte para incentivar el uso del transporte público, especialmente a los viajeros más esporádicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios