Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

Interior desautoriza una orden de la Policía de Sevilla sobre controles a árabes

  • El escrito pedía que se identificara a todo aquel que consultara un ordenador en un coche y grabara vídeos en zonas no turísticas.

La Dirección General de la Policía desautorizó este miércoles a la Brigada de Información de Sevilla, que había emitido una circular con instrucciones sobre cómo debían actúar los agentes en intervenciones con personas de origen árabe. El Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, Eugenio Pino, ha enviado otra circular al jefe superior de Policía en Andalucía Occidental, Francisco Perea, para que retire este escrito, "porque no se ajusta a derecho y es contrario a los criterios policiales". 

El polémico documento, que generó este miércoles un cierto revuelo en las redes sociales, hace una serie de recomendaciones a los policías que se encuentren con sospechosos de origen árabe, que se detallan en ocho puntos. Arranca diciendo que se eviten cualquier tipo de comentarios racistas o xenófobos, para continuar ordenando que se comprueben los sellos de entrada del pasaporte, si lo lleva. La circular pide a los policías que miren si han estado en países "de los llamados calientes", sobre todo Irak y Siria, o en algunos que tengan fronteras con ellos. Luego se ha de comprobar si llevan altas sumas de dinero, puesto que si portan más de 1.000 euros "pueden tratarse de correos humanos". 

La Brigada de Información aconseja que se tenga "especial atención" con los individuos de nacionalidad argelina, puesto que "son más conflictivos que los marroquíes, y se deben extremar las medidas de seguridad en sus identificaciones". A continuación, se les pide que identifiquen a las personas de origen árabe que realicen grabaciones de vídeos en lugares no turísticos, "en especial en infraestructuras críticas: estaciones de autobuses, trenes, metro, etc.", ya que las células terroristas "suelen grabar sus acciones para colgarlas en internet". 

El punto 6 es quizás el más polémico. Dice así: "Cuando se localice a individuos de origen árabe en un vehículo, consultando un ordenador portátil, probablemente estén crakeando una red wifi para no dejar rastro sobre su IP(...) Se les debe identificar y poner en conocimiento de esta brigada". Igual ha de hacerse en los cacheos en los que se localice documentación en árabe. La circular acaba ordenando que se registren vehículos para comprobar si llevan baterías de coches, agua oxigenada, quitaesmaltes o zumo de limón, que contienen sustancias utilizadas para la fabricación de explosivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios