Semana Santa

El blindaje de la Madrugada obligará a un segundo año con 'ley seca'

  • El gobierno negocia con los hosteleros la repetición del decreto con escasas excepciones para establecimientos fuera de las zonas sensibles y que no expidan alcohol

Presencia policial en el centro una Madrugada Presencia policial en el centro una Madrugada

Presencia policial en el centro una Madrugada / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Comentarios 11

"El Gran Poder es incompatible con alcohol". El gobierno de la ciudad tiene muy claro el criterio de cara a garantizar la seguridad la próxima Madrugada. Por este motivo negocia ya la repetición de la conocida como 'ley seca' que tan buen resultado dio el pasado año, unido al sistema de videovigilancia que se amplía a las calles principales de Triana, como ya avanzó este periódico. 

El gobierno y el sector de la hostelería únicamente negocian que determinados establecimientos no ubicados en zonas consideradas "sensibles" y que no sirvan alcohol puedan atender al público, siempre dentro de sus horas de licencia. Sería el caso, por ejemplo, de una cafetería en la Puerta de Jerez, por donde no pasan cofradías la noche del Viernes Santo. 

Clausurada la milla del gin tonic

Son innegociables calles como Arfe, el Postigo, Reyes Católicos, el Altozano, la Encarnación y la Cuesta del Rosario, entre otras. No se trata tanto de prohibir, sino de hacer cumplir las licencias, que de por sí obligan a muchos bares a estar cerrados a la 01:00 del Viernes Santo. La gran ventaja del gobierno es que cada vez son más los bares que no abren en la Madrugada, lo cual facilita mucho el cumplimiento del decreto. Se tiene ya información precisa de qué bares y discotecas del centro no abrirán en ningún caso en la Madrugada y, por lo tanto, se reduce el riesgo de conflicto. 

La salida de la Esperanza de Triana tendrá un dispositivo de seguridad especial como el que se puso en práctica el pasado noviembre con motivo de la salida de la Virgen por el 600 aniversario fundacional de la cofradía. La calle será aforada desde por la mañana y no habrá lugar a botellonas, cachimbas y otras estampas más propias de un camping.

Más urinarios

El Ayuntamiento aumentará el número de urinarios públicos ante la más que previsible demanda de servicios, una carencia que ya se notó el pasado año. en la actualidad se negocia el número de los que serán instalados, pues hay que abrir el correspondiente proceso de negociación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios