Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla

Los padres de Marta denuncian a la familia del Cuco por falso testimonio

  • La denuncia afirma que mintieron en la declaración que hicieron en el juicio por el asesinato

Comentarios 1

Los padres de Marta del Castillo han denunciado a Francisco Javier García Marín, el Cuco, y a sus padres, Rosalía García y Ángel Romero, por un delito de falso testimonio en relación con las manifestaciones que hicieron en 2012 en el juicio celebrado por el asesinato de la joven en la Audiencia de Sevilla, según confirmaron a este periódico fuentes judiciales.

La denuncia ha correspondido al juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla, cuyo titular, Carlos Mahón, ha abierto unas diligencias previas y ha citado a los padres de Marta el 14 de junio para que ratifiquen la denuncia.

La abogada Inmaculada Torres, que representa a los padres de la joven asesinada, sostiene en la denuncia que aunque el tribunal ordenó en aquella sentencia -en la que el único condenado fue Miguel Carcaño- que se dedujera testimonio contra el Cuco, hasta la fecha no se ha llevado a cabo dicha investigación. La Audiencia ordenó que se investigara si Javier García Marín había incurrido en un delito contra la Administración de Justicia, por falso testimonio, en relación con su declaración en la vista oral.

La sentencia recogía que durante el juicio el Cuco "no sólo negó haber estado en el domicilio de León XIII" -donde se cometió el crimen- en la tarde noche del 24 de enero de 2009, sino que "también fue mendaz en decir que estuvo esa tarde noche con amigos en franjas horarias que éstos han negado", de ahí que los magistrados dedujeran testimonio para que se investigara ese posible delito de falso testimonio.

Pero la denuncia de la familia de Marta también se dirige contra los padres del que fuera menor cuando ocurrieron los hechos. La denuncia recoge que los Rosalía García y Ángel Romero habrían reconocido en un programa de televisión que habían "mentido" en el juicio para "darle una coartada" a su hijo, hechos que podrían acreditarse ahora con las grabaciones que a su vez realizó el supuesto infiltrado en el entorno de los padres del Cuco, Pablo Bonilla Rioja.

Los padres del Cuco dijeron que a la una y media de la madrugada del 25 de enero al llegar a su casa comprobaron que el entonces menor se hallaba allí, aunque según algunos testigos en realidad a esa hora se hallaban en el bar La portada. Por eso, la denuncia solicita al instructor que tome declaración como testigos a un camarero de este negocio y al propio infiltrado, que recientemente fue condenado a pagar 2.520 euros junto a los padres por quebrantar al orden de alejamiento que tenía el Cuco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios