Enfermedades infecciosas Sanidad mantiene una vigilancia activa ante posibles nuevos casos de estreptococo A tras la muerte de 2 niños

Entrevista al arzobispo de Sevilla

Monseñor Saiz: “El amor a la Virgen de los Reyes tiene una fuerza impresionante”

Monseñor Saiz durante la novena a la Virgen de los Reyes.

Monseñor Saiz durante la novena a la Virgen de los Reyes. / Juan Carlos Muñoz

–En estos días se ha celebrado la novena y los cultos anuales a la Patrona de Sevilla. La devoción a la Virgen de los Reyes en la provincia eclesiástica de Sevilla es muy grande. Es uno de los mayores signos de religiosidad popular. 

–Os confesaré una cosa. Mi nombramiento se hizo público el 17 de abril y tomé posesión el 12 de junio. Yo en la primera quincena de agosto tenía organizado algunos planes con la familia en Barcelona para descansar. La primera idea fue ir con la familia y volver el día 15 para presidir la misa. Pero después, percibiendo ese fervor y ese amor a la Patrona, me di cuenta que tenía que cambiar los planes y estar aquí toda la novena. Así lo estoy haciendo. Cada día es una celebración con la Catedral llena y es una celebración solemne, profunda, vivida con intensidad y muy emocionante. Realmente veo que hay un amor grande a la Virgen de los Reyes, un amor que tiene una fuerza impresionante y con gran capacidad de convocatoria.

–Este año tampoco se ha podido celebrar su procesión, como todas las del año. ¿Cuándo volverá el culto público? Llama la atención que se retomen otras actividades con público y no pueda haber procesiones. 

–A mí me gustaría que volvamos cuanto antes, pero depende de las autoridades sanitarias. Hemos de seguir las ordenanzas que nos vayan prescribiendo. Para cada ámbito de la sociedad se toma una concreción distinta. No digo que yo tenga más ganas de salir en procesión que los sevillanos, porque es imposible, pero tengo muchas ganas. Muchas. Será un día muy emocionante. Pero ahora tenemos esa limitación que hay que cumplir por el bien de todos. Ya tendremos tiempo de resarcirnos. Ahora hay que tener un poco de paciencia y disciplina.

El arzobispo Saiz Meneses en una de las galerías del Palacio Arzobispal. El arzobispo Saiz Meneses en una de las galerías del Palacio Arzobispal.

El arzobispo Saiz Meneses en una de las galerías del Palacio Arzobispal. / Juan Carlos Muñoz

–Aunque desde tiempo inmemorial se considera Patrona, se cumple este 2021 el 75 aniversario del patronazgo de la Virgen de los Reyes sobre la ciudad y la Archidiócesis. ¿Se podrá hacer algún acto extraordinario en la vía pública o en la Catedral? 

Dentro de la Catedral no tenemos limitaciones, más allá del aforo. Fuera, ya nos gustaría. A mí me gustaría muchísimo, pero no depende de nosotros, sino de las autoridades. Depende de que entre todos, con disciplina y prudencia, vayamos ganándole la partida al virus. Pero ahora mismo no podemos decir nada porque la evolución de la pandemia es muy cambiante.

–También se han cumplido 350 años de la canonización de San Fernando. No se ha hecho ningún acto de relevancia. El arzobispo Asenjo reconoció que era necesario darle un impulso a su figura. ¿Ha hablado con él de ello? 

–Hemos hablado de manera general de la historia y del corazón religioso de la ciudad. La dimensión martirial de Santa Justa y Rufina, de la beata Victoria Díez y sus compañeros en el siglo XX, la influencia grande de San Leandro y San Isidoro en la historia de España y de la Iglesia; el beato Spínola, San Manuel González; Santa Ángela de la Cruz, Santa María de la Purísima y San Fernando. Yo dije en la homilía de toma de posesión que todos ellos nos tienen que servir de ejemplo e inspiración para nuestra vida personal y trabajo pastoral. De San Fernando comenté que nos inspiraba su trascendencia histórica. Eso resume un deseo mío. Me gustaría profundizar, valorar y promocionar también todas estas figuras de la historia que son brillantes y, por su puesto, también la de San Fernando. Fue una gran persona, un gran cristiano y un gran rey. Fue muy coherente con su fe y su misión. Eso lo debemos presentar sin complejos, sin triunfalismos pero sin complejos. Y seguir su ejemplo en lo que podamos aplicar ahora en el siglo XXI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios