Obituario

Muere Antonio González-Mazón, uno de los propietarios de la Venta Pilín

  • El hostelero, nieto del banderillero que fundó la venta, dedicó toda su vida al centenario negocio familiar

Muere Antonio González-Mazón Muere Antonio González-Mazón

Muere Antonio González-Mazón / M.G.

Antonio González-Mazón Álvarez, uno de los seis hermanos propietarios de la Real Venta Pilín, ha fallecido esta madrugada a los 65 años como consecuencia de una dolencia cardiovascular. 

González-Mazón, casado con Inés Moyano y padre de tres hijos, nació en la propia venta, que fundó su abuelo, el banderillero Feliciano González Pacheco,alias Pilín,en 1918. Aquí se crió y empezó a trabajar desde muy joven junto a sus padres y sus hermanos. "Mi padre siempre estaba alegre y contento, y se dedicó toda su vida al sacar adelante el trabajo en la venta", ha recordado esta mañana su hijo Antonio González-Mazón, que ha seguido los pasos familiares y también trabaja en este negocio de Tablada.

El pasado mes de abril, los hermanos González-Mazón, celebraron una fiesta en esta mítica venta con motivo del centenario de su fundación

En la biografía de Feliciano González Pacheco Pilín, fundador de la venta, el propio banderillero narra que en1915 un barracón en obra se derrumbó causando muchos heridos. Pilín ayudó en el rescate de las personas accidentadas y como muestra de agradecimiento el arquitecto Aníbal González le ofreció 100 pesetas. El banderillero, que pertenecía a la cuadrilla de Juan Belmonte, rechazó el dinero porque, según le dijo, lo hizo de forma voluntaria. Unos años después, Pilín pensó en abrir una venta y pidió ayuda al famoso arquitecto, quien elaboró los planos y envió a un encargado y a dos operarios para su construcción. González sólo le cobró los materiales. Años más tarde en 1925, el rey Alfonso XIII visitó la venta con los infantes y le otorgó el título de Real.

La familia González-Mazón también ha sufrido épocas difíciles, como los duros años de litigio sufridos para evitar la expropiación de los terrenos y la demolición del edificio por parte de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, propósito que finalmente paralizó una sentencia del Tribunal Supremo en 2011.

El responso por Antonio González-Mazón se celebrará mañana a las seis de la tarde en el Tanatorio Luz del Zaudín de Tomares. Tras la misa, será enterrado en el cementerio de San Juan de Aznalfarache.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios