Patrimonio

Patrimonio autoriza la reconstrucción del hotel de Monsalves

  • El promotor recibe el visto bueno para legalizar las obras ejecutadas y restituir elementos protegidos derribados como la escalera o el patio

Una mujer camina mirando al móvil junto a la fachada del futuro hotel, que abrirá en el número 4 de la calle Monsalves. Una mujer camina mirando al móvil junto a la fachada del futuro hotel, que abrirá en el número 4 de la calle Monsalves.

Una mujer camina mirando al móvil junto a la fachada del futuro hotel, que abrirá en el número 4 de la calle Monsalves. / Juan Carlos Vázquez

La Gerencia de Urbanismo ha concedido una licencia de obras para legalizar los trabajos de demolición realizados y reconstruir un edificio que será un hotel de cuatro estrellas y en el que la promotora arrasó casi su totalidad pese a que cuenta con protección en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Como consecuencia de la orden de paralización de las obras (emitida por los técnicos de la Gerencia al detectar que se habían demolido elementos protegidos sin autorización) que se estaban realizando en el inmueble para adaptarlo al uso hotelero, el promotor presentó el correspondiente reformado del proyecto y una propuesta de legalización de lo realizado.

Ambos documentos fueron enviados por Urbanismo a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico para su pronunciamiento, dado que las obras realizadas superan el nivel de intervención permitido por el planeamiento de protección del patrimonio histórico vigente. Al respecto, Patrimonio informó a finales de junio favorablemente sobre legalización de los trabajos ejecutados, aceptando la propuesta de restitución que se propone en el reformado del proyecto. No obstante, este organismo exigió que se realice una intervención arqueológica de carácter preventivo. Por otro lado, acordó también la incoación de un procedimiento sancionador por infracción administrativa en materia de protección del patrimonio histórico andaluz.

Urbanismo exige una intervención arqueológica de carácter preventivo

Después del informe emitido por la Comisión Provincial de Patrimonio, el promotor del futuro hotel presentó el proyecto de intervención arqueológica. El proyecto urbanístico supuso la destrucción de casi todo el interior del inmueble, que cuenta con el nivel de protección representado por la letra C en el PGOU. Según esta catalogación, los promotores deberían haber salvaguardado una serie de elementos protegidos que han sido derribados, caso de la escalera o del patio.

Urbanismo concedió licencia por acuerdo de la comisión ejecutiva de fecha 5 de abril de 2018 para obras de rehabilitación del edificio desarrollado en tres plantas para su cambio de uso de residencial a hotel de cuatro estrellas. Para el otorgamiento de la licencia fue necesario que previamente se emitieran los informes favorables, como así consta en el expediente, del informe de la Sección Técnica del Servicio de Licencias e Inspección Urbanística de fecha 5 de marzo de 2018; de la Sección de Protección contra Incendios de 20 de marzo de 2018; y de la Comisión Local de Patrimonio Histórico de Sevilla de 13 de marzo de 2018.

Cuatro meses más tarde se procedió a una inspección y se comprobó que se estaban realizando obras consistentes en la demolición total de la finca a excepción de fachada y primera crujía en sus tres alturas. Las obras que se estaban ejecutando no se encontraban abarcadas por la licencia. Se comprobó la demolición de elementos que debían mantenerse según la ficha de catalogación.

El proyecto contempla un negocio hotelero de cuatro estrellas con 15 habitaciones

Por decreto del gerente de Urbanismo con fecha 16 de julio se ordenó la paralización de las obras y la reconstrucción de los elementos catalogados: el núcleo del zaguán, escalera, patio y el tipo de cubierta. La orden fue clara: todo tiene que volver a su estado original. La Gerencia, además, solicitó el acceso a la finca para realizar un levantamiento planimétrico de la finca, lo que se autorizó, levantándose acta de dicha visita, con la presencia de un inspector de Urbanismo.

La promotora presentó unos escritos para justificar las demoliciones ejecutadas y solicitar el levantamiento parcial de la paralización de obras para ejecutar sondeos en el terreno. Urbanismo emitió un informe técnico indicando que la licencia original no llevaba incorporado un trámite de cautela arqueológica, puesto que de los documentos del proyecto no se infería una actuación bajo la cota de la rasante actual. No obstante, puesto que ahora se habrá de realizar una cimentación de la que, según se ha puesto de manifiesto, el edificio carecía, no se podría autorizar una nueva licencia ni actuación alguna en el terreno hasta tanto no se realice la actividad arqueológica pertinente.

Las obras del nuevo hotel comenzaron en mayo del año pasado. El proyecto hotelero contempla un establecimiento de cuatro estrellas con 15 habitaciones que se distribuyen en la planta baja y en las dos en altura. La superficie construida en el inmueble levantado hace más de un siglo asciende a 1.021 metros cuadrados. El proyecto valora, precisamente, que se trataba de una antigua vivienda regionalista, por lo que planteaba su rehabilitación a fondo, sobre todo porque su estado de conservación no era el adecuado, pese a que el inmueble fue usado como vivienda hasta no hace muchos años.

Las arquitectas responsables del proyecto apostaban por mantener la estructura y morfología original, así como las características formales propias de una casa señorial. Las habitaciones del establecimiento hotelero, según el proyecto, estarían repartidas entre dobles y suites junior, distribuidas en la primera y segunda planta. El hotel boutique contará con un gran patio interior fiel reflejo de la arquitectura de la época, aunque este patio habrá de ser ya necesariamente de nueva construcción.

La planta baja del futuro hotel albergará una zona de cafetería, una coctelería y un salón de usos múltiples. Estará situado al fondo del establecimiento. La promotora estimaba en mayo de 2018 que los trabajos tendrían una duración superior al año y medio tras una inversión que podrá llegar hasta los dos millones.

Vista general del interior del céntrico inmueble. Vista general del interior del céntrico inmueble.

Vista general del interior del céntrico inmueble. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios