Sevilla

La Policía intensifica los controles de alcoholemia después de 10 meses

  • Esta campaña se mantendrá durante la época navideña, puesto que el plan especial de Navidad garantiza una presencia diaria en la calle del 66% de los agentes

Comentarios 7

La Policía Local de Sevilla está intensificando los controles de alcoholemia durante la época navideña, después de que estuviera diez meses sin realizar un solo servicio de este tipo debido a un problema en la contratación de los vehículos especiales. Ahora, una vez solventado este asunto, los agentes municipales están estableciendo varios controles al día y en distintas franjas horarias para cazar a conductores ebrios.

Los controles se colocan principalmente por la tarde y por la noche. Se sitúan sobre todo en grandes avenidas y, dependiendo de la hora a la que se coloquen, pueden estar en lugares próximos a las zonas de ocio nocturno o bien en avenidas que constituyen una entrada natural a la ciudad.

Por ejemplo, el control que aparece en la fotografía que ilustra esta página se colocó la tarde del pasado jueves en la avenida de Kansas City, muy cerca de la entrada a Sevilla por la autovía A-4, que conecta la capital andaluza con Madrid. En apenas media hora, la Policía cazó a dos conductores que dieron positivo en la tasa de alcoholemia.

La Policía cuenta con un furgón especial para estos controles y un vehículo cedido por la Dirección General de Tráfico. Estos coches tienen un ordenador desde el cual los agentes pueden comprobar si la persona que se somete al control tiene antecedentes por delitos relacionados con la seguridad vial o qué saldo de puntos tiene en vigor en su permiso.

Esta campaña intensiva de controles se mantendrá durante toda la época navideña, puesto que el plan especial de Navidad garantiza una presencia diaria en la calle del 66% de la plantilla de la Policía Local, lo que supone personal suficiente para poner en marcha este tipo de servicios.

Este plan está vigente hasta el 6 de enero, por lo que hasta esta fecha no habrá problemas para instalar estos controles. A partir del 7 de enero será necesario estudiar la manera en la que se pueda seguir poniendo en marcha este servicio durante los fines de semana, puesto que las noches de los sábados y domingos hay muy pocos policías en la calle debido al impago de horas extraordinarias por parte del Ayuntamiento.

Los controles preventivos de alcoholemia se retomaron en Sevilla hace tan sólo dos semanas, después de que trascendiera que no se había realizado ni un solo servicio de este tipo desde el pasado mes de febrero hasta principios de diciembre. En febrero expiró el contrato de renting de una serie de vehículos especiales de la Policía Local, entre los que figuraban el furgón para las alcoholemias, el coche ponemultas y un vehículo dotado de radar para las infracciones de exceso de velocidad.

Durante diez meses, estos vehículos permanecieron estacionados en los garajes de la Jefatura de la Policía Local, en la isla de la Cartuja. En este periodo cuatro personas fallecieron atropelladas en Sevilla por conductores ebrios que intentaron después darse a la fuga: las jóvenes Patricia Alfaro Hervada, de 26 años, y Almudena González Domingo, de 31, la noche del 4 de abril en el Paseo de Colón; otra joven de 20 años, Silvia Reyes, el 28 de noviembre en las puertas de la discoteca Em; y Manuel Alías, de 30 años, embestido brutalmente la madrugada del 12 de diciembre cuando salía de una cena de Navidad en el polígono Store.

A raíz de estos atropellos, y de las quejas expresadas públicamente por los padres de algunas de las víctimas más la presión de la Fiscalía de Seguridad Vial, el Ayuntamiento de Sevilla decidió liberar 25.000 euros para comprar los cinco coches que no podía sacar a la calle desde que expiró el renting. Un día después de la muerte de Manuel Alías, la tarde del 13 de diciembre, la Policía Local volvió a instalar su primer control de alcoholemia en diez meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios