Sevilla

Precintado un local de ocio con menores bebiendo alcohol en su interior

  • La Policía Local detectó otras "deficiencias graves" como el hecho de que la única salida de emergencia estaba bloqueada con sillas piladas o la existencia de un solo extintor.

La Policía Local precinta el local. La Policía Local precinta el local.

La Policía Local precinta el local. / @EmergenciasSev

Comentarios 2

La Policía Local de Sevilla ha precintado un establecimiento ubicado en la calle Radio Sevilla de la capital hispalense al ser detectados "numerosos" menores en su interior consumiendo alcohol.

Según han informado desde el Ayuntamiento hispalense, los hechos se produjeron en la madrugada del pasado sábado, cuando agentes de la Línea Verde, unidad de la Policía Local especializada en este tipo de hechos, realizaron una inspección y pudieron comprobar que la mayor parte del público eran menores de edad que, además, consumían alcohol.

La Policía Local contactó con el responsable del establecimiento y, en su presencia, se comprobó que la mayoría del público asistente consumía bebidas alcohólicas, tanto dispensadas por la actividad como en lotes ya que se permitía hacer botellona en las instalaciones con el consentimiento expreso del responsable.

A continuación, de forma aleatoria y en presencia del encargado, la Policía Local identificó a varios de los asistentes, siendo todos ellos menores de edad.

Una pila de sillas bloquea la salida de emergencias. Una pila de sillas bloquea la salida de emergencias.

Una pila de sillas bloquea la salida de emergencias. / @EmergenciasSev

Además, los agentes observaron otras "deficiencias graves" como el hecho de que la única salida de emergencia estaba bloqueada con una pila de 28 sillas que impedirían su apertura en caso necesario. A esto se sumaba que solo existía un extintor que, además, estaba vacío y que tampoco funcionaban las luces de emergencia.

Así las cosas, y ante la gravedad de los hechos, la Policía Local ordenó apagar la música y dejar de servir bebidas para desalojar y precintar el local, que fue denunciado por todas las anomalías detectadas.

El delegado municipal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la importancia de este tipo de actuaciones que lleva a cabo la Policía Local "para salvaguardar a las personas que asisten a un establecimiento que, como en este caso, incumple la normativa en materia de seguridad y, más aún, cuando se trata de menores de edad a los que, además, se vende alcohol para su consumo", según ha incidido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios