Sevilla

Puerto de Cuba dice que la empresa que adquirió Río Grande lo hizo con un contrato de arrendamiento vigente

  • Según los propietarios de la terraza de verano, tienen licencia para ejercer esta actividad

Una imagen de una noche en Puerto de Cuba. Una imagen de una noche en Puerto de Cuba.

Una imagen de una noche en Puerto de Cuba. / M. G.

La empresa propietaria de la terraza Puerto de Cuba ha emitido un comunicado en el que asegura que este  establecimiento "desarrolla su actividad de manera absolutamente legal y legítima desde 2005" y "cumple con todos los requisitos legales y administrativos"  y que la "legítima posesión de las instalaciones" fue aclarada por una sentencia el pasado 24 de mayo.

La empresa que gestiona la terraza se queja en el comunicado de las "permanentes trabas y dificultades" que "continuamente nos ponen los propietarios de Río Grande. Entre ellas, impedirnos el acceso al suministro de luz y agua al que tenemos derecho como legítimos arrendatarios, roturas de candados, cambios de cerraduras e incluso retirada de puertas, algo que pese a todo no nos impide continuar prestando nuestro servicio con normalidad al contar con alternativas absolutamente homologadas".

Insisten en que "los actuales propietarios de Río Grande adquirieron las instalaciones encontrándose vigente el arrendamiento a favor de Puerto de Cuba y la sentencia es contundente en cuanto a que obraron con mala fe, pues expresamente dice que no pueden considerarse adquirentes de buena fe, dado que en el juicio quedó acreditado suficientemente que conocían la existencia de esta actividad".

Añaden que la "presión e instrumentalización de la Administración y los entes públicos para sus fines económicos tiene como fin último un interés inmobiliario y especulativo, pues nos consta que los propietarios de Río Grande han contactado con otras sociedades pidiendo traspaso incluso por el negocio de Puerto de Cuba y un alquiler a terceros de 600.000 euros anuales. Es curioso e incoherente que denuncien nuestra actividad, pero pidan traspaso por ella e incluso le den un alto valor de mercado. Desde abril de 2017 ya conocían perfectamente cuál era la situación de Puerto de Cuba y entonces ya ofrecían el arrendamiento a terceros".

Sobre la falta de licencia, tachan esta acusación de "absolutamente falsa"  y recuedan que "el verano pasado una sociedad del socio y administrador de la empresa propietaria de Río Grande explotó estas instalaciones en las mismas condiciones, por lo que es una incoherencia que ahora diga que no tiene permiso".

"Puerto de Cuba tiene todo el derecho a ejercer su actividad porque así lo dice una sentencia judicial y porque cuenta con todos los requisitos legales para ello y con el aval de los sevillanos que nos visitan", afirman. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios