Sevilla

Junto al hijo en la eternidad

  • El penalista Francisco Baena Bocanegra y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Numerosas personalidades se han acercado a la capilla ardiente de Olivencia Numerosas personalidades se han acercado a la capilla ardiente de Olivencia

Numerosas personalidades se han acercado a la capilla ardiente de Olivencia / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

Manuel Olivencia descansará junto a su hijo Luis, a quien despidió cuando sólo tenía 52 años. Así lo ha querido la familia. Será en un templo de su Ronda natal, la ciudad malagueña que lo vio nacer. Su nieta Marta Arenas se encargó de comunicarlo ayer a las puertas del tanatorio de la SE-30, donde se celebró el velatorio al que acudieron autoridades civiles y personalidades del mundo de la judicatura y de la abogacía para dar el último adiós a un humanista andaluz y a un referente del Derecho Mercantil.

Nadie de su familia esperaba su muerte de forma tan repentina. "Cierto es que padecía cáncer y que hace unos meses había pasado una época peor, pero ahora se encontraba bastante bien", refería su nieta, quien adelantó que la capilla del tanatorio de la SE-30 acogerá hoy el funeral presidido por el cardenal Carlos Amigo Vallejo, gran amigo de su abuelo, a quienes les unía una rotunda visión humanista de la sociedad. Y de la vida. Después será incinerado. Sus restos descansarán en Ronda, junto a los de su hijo Luis, quien falleció en 2014. Era el segundo que veía morir, pues también pasó por este trágico trance con su primogénito Javier, que falleció con 3 años.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en el tanatorio. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en el tanatorio.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en el tanatorio. / Juan Carlos Vázquez

Éstas fueron las grandes espinas de una vida de servicio a la sociedad. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se encargó de recordarlo al llegar al tanatorio. "Fue un ejemplo de vida. Como padre supo llevar con mucha entereza la pérdida de dos de sus hijos", refirió Zoido, quien definió a Olivencia como "un gran jurista, un gran profesional y un gran servidor público". Al titular del Interior no se le olvidó tampoco mencionar los años en que este maestro de abogados ejerció de comisario de la Expo 92.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, definió a Olivencia como "un hombre de Estado, que cuando ejerció alguna responsabilidad pública lo hizo con altura política y que llevó a Sevilla en su corazón".Además de Zoido y Espadas, hasta el tanatorio de la SE-30 acudieron, entre otros, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el decano de la Facultad de Derecho de la Hispalense, Alfonso Castro; la presidenta del PP sevillano, Virginia Pérez (quien accedió desde el aparcamiento); el diputado popular Ricardo Tarno; y el alcalde de Tomares, José Luis Sanz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios