Sevilla

Del Río se impone en las elecciones pero queda a la espera de la decisión judicial

  • El actual decano del Colegio de Arquitectos obtiene un 7% más de votos que la candidatura de Babiano, que logró el 45% de los sufragios · Su ratificación depende ahora de que el juez no 'reactive' su suspensión

Decano electo. Pero -todavía- sub iudice. Ángel Díaz del Río, presidente del Colegio de Arquitectos de Sevilla durante los últimos seis años, logró ayer ser el ganador de los polémicos comicios celebrados esta semana en el seno de esta entidad colegial -que agrupa a 2.600 profesionales del urbanismo y la arquitectura- frente a la candidatura alternativa encabezada por José Carlos Babiano. Fue un triunfo holgado -128 votos más que su oponente, lo que supone una diferencia a su favor del 7% de sufragios- y que abre una nueva etapa en la vida de esta institución, al consolidar por primera vez en mucho tiempo un grupo de oposición que, según la intención de sus principales promotores, va a ser capaz de "cambiar la vida colegial".

El resultado definitivo del recuento electoral, que se prolongó hasta pasadas las tres y media de la madrugada pese a que las urnas se habían cerrado a las cinco de la tarde, otorgó a Díaz del Río 866 votos, lo que supone el 53% de los sufragios emitidos. La candidatura de Babiano consiguió 738 votos. O lo que es lo mismo: el 45% de los sufragios emitidos. Un cifra más que estimable si se tiene en cuenta que la lista que lidera Díaz del Río ha controlado el proceso electoral directamente y no ha dudado en usar todos los medios a su disposición tanto para dar a los colegiados su versión sobre la polémica interna que ha marcado estos comicios como para reclamar a los arquitectos con semanas de antelación en relación a sus oponentes el voto por correo, que ha sido crucial, al ser mucho más abundante que el presencial. La candidatura de Babiano presentó en su día un detallado informe a este respecto al Consejo Andaluz de Arquitectos, organismo superior al Colegio de Sevilla, reclamándole amparo por los obstáculos supuestamente ejercidos por Díaz del Río. Entre todas las teóricas irregularidades denunciadas destacan dos: la difusión parcial de la candidatura de Babiano, al enviarse a muchos colegiados únicamente la lista encabezada por Díaz del Río, y la retención de parte de las papeletas necesarias para lograr en tiempo y en forma el voto expreso de los profesionales.

Con independencia de esta cuestión, la votación del martes se desarrolló sin incidentes y con anécdotas singulares, como el caso de algunos colegiados que llegaron a emitir hasta tres votos distintos: uno en la urna y dos por correo, uno para cada candidatura en liza, lo que induce a pensar que más de un profesional, con independencia de lo que finalmente votase ante la mesa electoral, no quería quedar mal en público con ninguna de las dos listas candidatas.

José Carlos Babiano, que al final del recuento felicitó al decano por su victoria, anunció que la cantidad de votos obtenidos anima a su candidatura a seguir activa y a "trabajar para transformar la vida de la institución". Y precisó: "En todo caso, insistimos en que Díaz del Río no debía de haberse presentado a los comicios, según los estatutos". Se atisba pues un frente opositor. El decano, por su parte, señaló: "las elecciones se ganan en las urnas y las urnas han hablado. Han votado por la independencia, el compromiso y la defensa de la profesión. Ahora es el momento de recomponer la unidad de criterio entre los arquitectos". También agregó que no se imagina que no pueda seguir como decano tras la victoria electoral. Pero lo cierto es que este supuesto ya no depende ni de él ni de los colegiados, sino del titular del juzgado número 10 de lo contencioso-administrativo, que un día antes de la jornada electoral emitió un auto que anuló la inhabilitación de Díaz del Río adoptada por el Consejo Andaluz de Arquitectos al presentarse a un tercer mandato sin respetar los estatutos en vigor, que lo prohíben expresamente. Esta resolución fue la que permitió que se celebrasen las elecciones. Pero, al mismo tiempo, deja en interinidad la designación de Díaz del Río hasta que se decida sobre el fondo del litigio de los estatutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios