Laboral

Alertan de que la Seguridad Social en Sevilla contrata a una empresa “morosa”

Edificio de la Seguridad Social en Sevilla.

Edificio de la Seguridad Social en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Una paradoja. Trabajadores de la empresa Mersant Vigilancia S.L., especializada en servicios de vigilancia, han alertado de que dicha compañía, que desarrolla su labor en edificios donde se encuentran entidades públicas, acumula “enormes deudas” y no se encuentra al corriente en el pago de las nóminas a sus empleados. Así lo ha manifestado el Sindicato Profesional de Vigilantes (SPV), que ha exigido a las administraciones públicas que pongan especial cuidado a la hora de adjudicar estos contratos, pues no es la primera vez que recaen sobre sociedades que, además de no pagar a sus plantillas, “tampoco lo hacen con Hacienda ni con la Seguridad Social”.

Según el referido sindicato, Mersant Vigilancia presta sus servicios en la Tesorería General de la Seguridad Social, en el Servicio Andaluz de Empleo y en las dependencias del Ayuntamiento de Sevilla. Su plantilla la conforma personal subrogado por convenios colectivos del sector.

“Las ingentes deudas con Hacienda y la Seguridad Social de esta empresa, gestionada de forma subrepticia por los mismos que en su día hundieron Kappa Vigilancia, han llevado a una situación límite a sus empleados, que han de seguir acudiendo a trabajar sin haber cobrado aún la nómina de diciembre. Se les adeuda todavía parte de la paga extra y muchas horas extraordinarias”, denuncia el sindicato en un comunicado.

Los representantes de los trabajadores abundan en que la situación con la Seguridad Social es aún “más acuciante”, ya que el próximo junio tendría que entrar otra empresa a prestar sus servicios de vigilancia, al cumplirse los dos años de licitación. “La adjudicación ha quedado desierta, porque ninguna empresa quiere hacerse cargo de este contrato, pues tendría que asumir subsidiariamente las deudas contraídas por la actual concesionaria”, asegura el sindicato.

Una adjudicación desierta

A este respecto, en una resolución de la dirección provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social en Sevilla, firmada el pasado 10 de enero y a la que ha tenido acceso este periódico, se declaraba desierto el procedimiento de adjudicación del contrato de vigilancia, ya que la única empresa que había presentado oferta era Mersant Vigilancia, pero dicha licitación no se admitió al comprobarse que la compañía no se encontraba al corriente “en sus obligaciones con la Seguridad Social”.

Sin embargo, trabajadores de Mersant Vigilancia aseguran que finalmente, tras subsanar esa deuda con el ente público, se ha llegado a un acuerdo para que la compañía continúe prestando el servicio de vigilancia, pese a que, según estos empleados, aún no se ha puesto al corriente con ellos en el pago de los salarios.

Por tal motivo, piden a las administraciones públicas que tengan en cuenta en la adjudicación de los contratos que las empresas cumplan los convenios colectivos, que acaban afectando al personal subrogado.