Puente del 12 de octubre

Sevilla afronta el fin de semana con mayor afluencia turística de este año

  • Las reservas hoteleras superan el 80% en el puente y el sábado se roza el lleno

  • El Aeropuerto registra un 77% de actividad respecto a 2019

  • La agenda y los eventos prolongan las estancias en la capital

Cuatro turistas consultan un mapa en la entrada al Patio de Banderas  este viernes.

Cuatro turistas consultan un mapa en la entrada al Patio de Banderas este viernes. / Juan Carlos Vázquez

Sevilla se prepara para impulsar su recuperación económica de la mano del turismo. Las previsiones y los indicadores del sector para este otoño apuntan a una tendencia optimista y confirman que este fin de semana será el de mayor afluencia en lo que va de año, dadas las buenas expectativas del puente del 12 de octubre.

Así lo demuestran los datos de la Asociación de Hoteles de Sevilla, que registra un grado de ocupación superior al 80%, según la encuesta realizada entre medio centenar de establecimientos esta semana. Estos números corresponden a la media de las cuatro noches del puente, del 8 al 11 de ocubre, si bien se prevé que el sábado 9 se llegue al “lleno técnico”, según la patronal. Sólo en junio, con motivo de los partidos de la Eurocopa, la ciudad registró unos niveles de ocupación superiores al 70%, aunque en esos momentos la planta hotelera y los alojamientos disponibles eran la mitad de los que hay ahora.

Los hoteleros insisten además en la provisionalidad de las previsiones pues, desde que los negocios empezaron a reabrir sus puertas, cada vez las reservas son más de última hora, prácticamente de un día para otro, una tendencia que ahora es incluso más abrupta. Por lo que se deduce que las cifras pueden ser incluso más buenas, al igual que la ocupación de las viviendas de uso turístico. “Necesitamos muchos puentes cómo éste para volver a recuperar mercado, pero estos datos, al menos, motivan al sector para seguir trabajando por atraer ahora al turista internacional, que es el que aún queda por recuperar”, comentan en la asociación que preside Manuel Cornax.

Turistas en el centro de la ciudad. Turistas en el centro de la ciudad.

Turistas en el centro de la ciudad. / Juan Carlos Vázquez

Aunque Sevilla se ha reactivado en las últimas semanas fundamentalmente como destino urbano, las previsiones de los alojamientos de la provincia también apuntan a una notable recuperación: las reservas ya son 25 puntos superiores a las del año pasado, con casi el 80% de las casas rurales ocupadas y hoteles de cuatro estrellas en la provincia por encima del 75%.

El “músculo turístico” de Sevilla para protagonizar y liderar una nueva etapa es evidente, según apunta el delegado municipal de Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, que es optimista respecto al futuro más inmediato y que se fija, por ejemplo, en los indicadores del Aeropuerto de Sevilla. Según los datos facilitados por AENA, entre el 8 y el 12 de octubre hay programados en San Pablo 613 vuelos: 376 nacionales y 237 internacionales. La cifra duplica a la de 2020 y se acerca mucho a la de 2019, con 638 vuelos y un día menos en el puente festivo. Ningún año es comparable pero si se tiene en cuenta la media diaria de vuelos se puede concluir que la actividad es de un 77% respecto a 2019.

La recuperación del turismo internacional está siendo lenta y, a pesar de su recuperación en las últimas semanas, seis de cada turistas que pasean por Sevilla son nacionales. Y eso impide, por ejemplo, una mayor recuperación de la actividad de los guías oficiales. Manuel Serrano, en representación de la Mesa de Guías de Turismo de Sevilla, cifra en un 30% el nivel de reservas con respecto a 2019 y traslada la inquietud del sector que, justo el 13 de octubre, inicia la temporada baja, que se prolonga hasta marzo. “Estamos contentos, pero está siendo lento y complicado”, admite, confiado en el regreso del turista de largo radio, esto es, el norteamericano y el asiático. Si bien los primeros ya empiezan a verse en la ciudad, los segundos siguen desaparecidos. Los primeros en llegar han sido mayoritariamente franceses y, más puntualmente, italianos y británicos.

Los guías también confirman la tendencia de las reservas de última hora. Y eso les da esperanza, pues hay fines de semana en los que surgen grupos no previstos, cuando antes trabajaban siempre con un mes programado por delante. “Confiamos en la reactivación de los congresos y del turismo de cruceros, ahí están también clientes potenciales”, comenta Serrano. Precisamente, el lunes vuelve a hacer escala en la capital el crucero CLIO, que permanecería hasta el miércoles atracado en las Delicias.

Estos profesionales están especialmente agradecidos a los turistas nacionales; a las ayudas del Gobierno y la Junta de Andalucía, que han amortiguado la situación al menos de un 90% de estos profesionales; y a la policía turística que en Sevilla está ayudando a este colectivo a frenar el intrusismo, un fenómeno que ha reaparecido con fuerza en los últimos meses. “Tenemos que seguir siendo reivindicativos y pedir al Ayuntamiento de Sevilla que regule los grupos en el centro porque sólo así se conseguirá la calidad del servicio que todos buscamos”, explica el representante de los guías, que recuerda que el nuevo decreto que regula su actividad fija en menos de 30 personas los grupos una vez que se eliminen todas las restricciones.

También está tardando más en recuperarse el sector de las agencias de viajes, que es el que cuenta en estos momentos con más trajadores en ERTE, un 31%, superando al sector aéreo y a los hoteles, donde se reduce a la mitad. José Manuel Lastra, presidente de AEVISE, confirma las buenas previsiones en lo que se refiere a la venida de turistas a Sevilla, con indicadores que se traducen en datos previos a la pandemia, y echa en falta igualmente al turista internacional. “Casi el 90% de los ingresos de las agencias están ligados a la actividad internacional, por tanto la recuperación total llegará una vez alcancemos la normalidad en cuanto a viajes al extranjero se refiere. No obstante, para este puente hemos visto un repunte de reservas a capitales europeas y destinos como París, Roma, Ámsterdam... vuelven estar muy demandados”, apunta Lastra. El turismo emisor, por ahora, sigue siendo para viajes y escapadas a destinos regionales y nacionales. Hay ganas de viajar, pero se opta todavía por la cercanía.

Los hosteleros empiezan a ver la luz en estas últimas semanas y confirman también esas ganas de salir del público y una tendencia a incrementar su gasto. Juan Gómez, del grupo La Azotea, apunta que los fines de semana, en general, se han recuperado y que los días laborales registran cada vez más visitas de extranjeros y reuniones de hasta ocho personas. Lo mismo que Ramón López de Tejada, de la Abecería de San Lorenzo, que desde que reabrió la temporada el 16 de septiembre está viviendo jornada donde la única anormalidad es ya el uso obligado de mascarillas. En su caso, la temporada taurina, como ha ocurrido con el hotel Colón, que ha reabierto tras 18 meses de pandemia coincidiendo con el regreso de las corridas de toros a la Maestranza, ha garantizado también un flujo continuo de clientes franceses, mexicanos y portugueses. “Lo que sí notamos, y en este puente se confirma, es que las reservas suelen ser para mediodía y que por la noche el cliente improvisa más y actúa en función de la afluencia que va observando”, comenta López de Tejada. La abacería, al igual que otros restaurantes consultados, cuenta con reservas a largo plazo que auguran que 2022 será un año clave para la recuperación.

Ambiente en una terraza de Sevilla. Ambiente en una terraza de Sevilla.

Ambiente en una terraza de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

En esta vuelta a la normalidad, está siendo clave también el incremento de los aforos en los espacios culturales, que han reactivado la programación de conciertos y eventos, provocando un alto atractivo para un destino urbano que, según datos de la plataforma Airbnb, está en el punto de mira para estancias largas. Este tipo de búsquedas se han duplicado este año en Sevilla, ciudad ideal para turismo familiar y escapadas que el teletrabajo permite prolongar más allá del fin de semana. Otro indicador más que demuestra que la recuperación está en marcha en la capital hispalense y que aún queda camino por recorrer.

Cola para acceder al Alcázar de Sevilla. Cola para acceder al Alcázar de Sevilla.

Cola para acceder al Alcázar de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios