Contenido Ofrecido por Génova Abogados

El Testamento Ológrafo

Cristian González-Palomino Quintanilla, Génova Abogados Cristian González-Palomino Quintanilla, Génova Abogados

Cristian González-Palomino Quintanilla, Génova Abogados

En los tiempos que corren es recomendable realizar testamento, siendo un trámite sencillo y rápido, que solventa futuros conflictos familiares. Dentro de los tipos de testamento, está el escrito por el propio testador de su puño y letra, denominado testamento ológrafo. Este testamento podrá otorgarse por personas mayores de edad, y para su validez deberá estar fechado y firmado por el testador. Si contuviese palabras tachadas, deberá indicarse si lo modificado es válido.

La persona que posea un testamento ológrafo deberá presentarlo ante Notario competente para su protocolización en los diez días siguientes a aquel en que tenga conocimiento del óbito, y como máximo dentro de los cinco años siguientes al fallecimiento. El incumplimiento, provoca la responsabilidad de los daños y perjuicios que se causen.

Presentado el testamento se procederá a su adveración conforme a legislación notarial, autorizando el notario el acta de protocolización, en la que hará constar las actuaciones y observaciones realizadas. Si el testamento no fuera confirmado, se procederá al archivo del expediente. Autorizada o no la protocolización, los interesados no conformes podrán ejercer sus derechos en el juicio que corresponda.

El secretismo, la sencillez, lo económico y la inmediatez son todas ventajas de este testamento, otorga privacidad al testador, el cual redacta, fecha y firma su última voluntad, cuando quiera utilizando papel y bolígrafo. Dichas ventajas son desventajas para los herederos toda vez que, dificulta la localización del testamento, su sencillez puede provocar la frustración de nuestra voluntad por desconocimiento en materia hereditaria, y aunque económico, el proceso de protocolización es largo, complejo y costoso. Los Notarios juzgan la capacidad del testador, mientras que en el testamento ológrafo puede ser discutida provocando la impugnación del mismo. Es fácilmente destructible, sea dolosa o accidentalmente, siendo la voluntad del testador fácilmente manipulable, no siendo apto para personas ciegas salvo que puedan utilizar grafía para expresar su voluntad.

Las ventajas de este testamento lo son para el testador, ya que redacta el testamento en su domicilio, cuando quiera y sin coste alguno. En cambio, dichas ventajas se convierten en inconvenientes para los herederos. En conclusión nuestro consejo asesórese bien antes de otorgar testamento.