Sevilla

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Lázaro reactiva su programa de voluntariado

Voluntarios cogen la mano a un enfermo ingresado en la unidad.

Voluntarios cogen la mano a un enfermo ingresado en la unidad. / M. G.

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Lázaro de Sevilla, centro adscrito al área hospitalaria Virgen Macarena, y el Servicio de Atención Ciudadana han reiniciado el programa de voluntariado denominado A tu lado, que se dirige a pacientes de Medicina Interna y en Hospitalización Domiciliaria, con la misión de ofrecer apoyo y acompañamiento a los pacientes y a sus familiares a través del voluntariado.

Esta actividad quedó interrumpida por motivos relacionados con la pandemia Covid-19, y, recientemente, tras las campañas de vacunación, el Hospital Macarena ha retomado iniciativas en materia de voluntariado, que se llevan a cabo en el citado centro y en el Hospital San Lázaro. Se trata de actividades con pacientes pediátricos y pacientes crónicos, pluripatológicos u oncológicos.

El Área hospitalaria del Hospital Macarena, "en su línea de compromiso con los pacientes, promueve estrategias que ayuden a favorecer el desarrollo de una atención integral, holística, humanizada y de calidad, enmarcada dentro del desarrollo del Plan Macarena de Humanización Sanitaria; también de la mano de asociaciones de pacientes".

Para el doctor Salvador Alegre, coordinador de la Unidad de Cuidados Paliativos, "los voluntarios son esenciales para completar la atención física, psicosocial y espiritual de los pacientes con enfermedad potencialmente mortal".

El Servicio de Atención Ciudadana, a través de sus técnicos de trabajo social, voluntariado y de participación ciudadana, promueve diferentes programas de acompañamiento, donde las asociaciones de pacientes desempeñan un papel fundamental. La jefa del Servicio, Carmen Martín, considera que "el contacto diario y cercano con las asociaciones nos permite aprovechar su experiencia y recursos en beneficio de los pacientes y sus familias".

"Nuestros técnicos trabajan con la intención de lograr un valor añadido en la asistencia sanitaria y promover procesos de innovación en la humanización. En esa línea, queremos dar respuesta a las necesidades de acompañamiento, escucha, apoyo y atención de los pacientes hospitalizados y de los familiares que lo precisen", añade Alegre. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuidados paliativos constituyen un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes y sus allegados, cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal. Previenen y alivian el sufrimiento a través de la identificación temprana, la evaluación y el tratamiento correctos del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual.

En este sentido, "afrontar el sufrimiento supone ocuparse de problemas que no se limitan a los síntomas físicos". Así, los programas de asistencia paliativa utilizan el trabajo en equipo para brindar apoyo a los pacientes y a quienes les proporcionan cuidados. Esa labor comprende la atención de necesidades prácticas y el apoyo psicológico a la hora del duelo. De este modo, la asistencia paliativa ofrece un sistema de apoyo "para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios