Salud

El cáncer de cérvix invasivo afecta cada año a 150 mujeres en Sevilla

  • Expertos insisten en la prevención a través de las vacunas y de las revisiones periódicas

El cáncer de cérvix invasivo, una enfermedad que se puede evitar, afecta cada año a 150 mujeres en la provincia de Sevilla. El virus del papiloma humano, una infección de transmisión sexual, desencadena la aparición de este tumor que provoca una alta mortalidad en fases avanzadas.

El virus del papiloma humano permanece latente y silente en el cérvix de la mujer y en la mayoría de los casos (95%), el sistema inmunológico lo elimina, pero en un reducido número de mujeres el virus permanece y termina ocasionando lesiones precancerosas, primero, y cáncer de cérvix, en un plazo de unos diez años desde la infección. "Es una enfermedad cuya incidencia máxima se registra en mujeres entre los 40 y los 45 años, y que se puede erradicar", explica el doctor Adolfo López, jefe de Ginecología en Quirónsalud Sagrado Corazón-Infanta Luisa.

FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Los especialistas en ginecología y Atención Primaria insisten en la vacunación de las niñas -el calendario oficial del SAS incluye esta vacuna para las niñas- y en las revisiones periódicas en las consultas de ginecología para evitar este cáncer. La vacunación frente al papiloma humano comenzó de manera oficial en Andalucía en 2008 y, a fecha de hoy, la cobertura de la población diana apenas alcanza al 59,8% en la provincia de Sevilla.

En el ámbito andaluz la cobertura de esta vacuna es del 65% y la provincia con mayor número de niñas inmunizadas -la vacuna se ofrece a la población femenina a los 12 años- es Jaén, con una cobertura del 80%, según los últimos datos publicados por la consejería de Salud referidos a 2015.

La cobertura de la vacuna sólo alcanza al 59% de la población diana en la provincia

A Jaén le siguen Cádiz, con una cobertura de vacunación frente a este virus del 69%; Málaga, con el 68,2%; Almería (68,1%); Córdoba (65%); Huelva (61%); Sevilla (59%); y Granada (57%). La vacunación o prevención primaria es considerada como una de las estrategias más eficaces para evitar el cáncer de cuello uterino. "Las dos vacunas existentes previenen la infección de las principales cepas del virus del papiloma humanos causantes del cáncer; y próximamente veremos en el mercado farmacéutico una nueva vacuna que incluye más cepas del virus", añade el doctor José Antonio Vargas, jefe de Ginecología en Quirónsalud Sagrado Corazón-Infanta Luisa. "La baja cobertura de esta vacuna puede deberse a varias cuestiones, especialmente a creencias de las familias y a movimientos antivacuna", añade el experto. "La vacuna es muy segura y eficaz; e incluso se indicará para la población masculina", recuerda. Además del cáncer de cérvix, el virus del papiloma humano es causante de otros tumores: ano, faringe y vulva.

Junto a la vacunación de las niñas, la revisión periódica en las consultas de Ginecología y las citologías otra de las medidas más eficaces para burlar a este cáncer. "El periodo hasta que el virus genera enfermedad invasiva es muy largo, de una década o incluso más, de modo que se pueden detectar lesiones precancerosas a tiempo, antes de la formación del tumor", asevera el doctor Vargas.

FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Instituto Carlos III y SAS. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Los cribados basados en citologías son recomendables de manera periódica a partir de los 25 años. Los resultados de estas pruebas realizados en los centros de salud son remitidos a los centros de referencia. Al área Virgen del Rocío llegan cada año en torno a 125-150 citologías con signos patológicos que requieren una valoración por los ginecólogos, según datos del SAS. En esta área de Atención Primaria se realizan unas 25.000 citologías al año. En torno a 40 casos son cáncer de cérvix. En el área del Macarena, durante 2016, se realizaron 23.000 citologías, de las cuales 23 fueron pacientes diagnosticadas con cáncer de cérvix. Las consultas privadas de Quirónsalud atienden cada semana en torno a 50 casos de mujeres afectadas por este tumor, en tratamiento o en revisiones. Son indicadores de este cáncer femenino, que pueden frenarse mediante las distintas medidas preventivas.

El tratamiento estándar frente a las lesiones en el cuello uterino consiste en la eliminación mediante cirugía, pero en aquellos casos más extendidos se requiere de una combinación de radioterapia y cirugía, terapias agresivas que suelen desencadenar secuelas que merman la calidad de vida de las afectadas. Pese a las medidas preventivas disponibles, entre las que destaca el uso de preservativos, cada año aparecen nuevos casos de cáncer de cérvix invasivo.

"La incidencia de este cáncer debe tender a cero casos"

El doctor Adolfo López. El doctor Adolfo López.

El doctor Adolfo López.

El doctor Adolfo López, responsable de Ginecología en Quirónsalud Sagrado Corazón-Infanta Luisa, explica que "la incidencia del cáncer de cérvix invasivo ha disminuido de manera destacable en los países desarrollados", pero considera que aun así, debe tender a "cero casos". Mediante la prevención primaria y secundaria "este tipo de cáncer se puede erradicar", asevera. Para ello es clave, en opinión de este experto, la vacunación de las niñas e incluso apunta a la vacunación de los hombres frente al papiloma humano. Este virus está presente en otros tipos de tumores (ano y faringe).

"Hay que insistir en los controles de citología"

El doctor José Antonio Vargas. El doctor José Antonio Vargas.

El doctor José Antonio Vargas.

El doctor José Antonio Vargas, responsable de Ginecología en Quirónsalud Sagrado Corazón-Infanta Luisa, explica que una ventaja que presentan las infecciones del virus del papiloma reside en que tiene una fase preinvasiva muy larga, de diez años o más, "de modo que se puede detectar antes de que se forme el cáncer". Para ello es esencial que las mujeres acudan a controles periódicos de citología desde que inician relaciones sexuales. "Es necesario que las lesiones precancerosas sean atendidas por unidades especializadas en patología cervical", recomienda. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios