Urbanismo

Un salón de celebraciones de varias plantas junto a la Real Maestranza

  • El ex director conservador del Real Alcázar, Jacinto Pérez Elliot, presenta un proyecto de reforma para uso hostelero de una casa catalogada del siglo XIX con vistas a la plaza de toros

La fachada del edificio del número 3 de la calle Gracia Fernández Palacios La fachada del edificio del número 3 de la calle Gracia Fernández Palacios

La fachada del edificio del número 3 de la calle Gracia Fernández Palacios / Antonio Pizarro (Sevilla)

Un edificio catalogado como salón de celebraciones junto a la Plaza de Toros de la Real Maestranza. La Gerencia de Urbanismo estudia ya la viabilidad del proyecto básico de reforma del inmueble situado en el número 3 de la calle Gracia Fernández Palacios. El proyecto está promovido por la sociedad mercantil Grupo Feel The City, S.L. y es obra del arquitecto Jacinto Pérez Elliott, que fue director del Real Alcázar durante el último mandato municipal del PP con Juan Ignacio Zoido como alcalde.

Localización Localización

Localización / Dpto. de Infografía

Se trata de un inmueble que tiene asignado el tercer nivel de protección en el vigente PGOU, representado por la letra C, equivalente al título de Protección parcial en grado primero. Se trata de una vivienda calificada de “singular” dentro de la tipología protegible. Es obligado conservar la fachada, el núcleo de la escalera, la cubierta y la primera crujía del edificio. La superficie sobre rasante de la edificación es de 589 metros cuadrados. Tiene dos plantas y un castillete.

La particularidad del edificio es que tiene fachada a la referida calle Gracia Fernández Palacios y a la plaza de toros por medio de la calle Circo. El proyecto trata de adaptar el interior del inmueble a uso comercial como salón de celebraciones en función del máximo de las posibilidades de la normativa vigente. El mismo proyecto hace constar la existencia de una licencia municipal concedida por Urbanismo pero que ya ha caducado.

Toda la intervención proyectada a instancias del promotor tiene lugar en el interior del inmueble para lograr una distribución ex profeso para las actividades que se pretenden acoger. La parcela tiene forma triangular, que tiene su origen en la colmatación del espacio existente hacia la plaza de toros entre las calles Iris, Circo y Gracia Fernández Palacios. La casa está datada en el siglo XIX.

El autor del proyecto original, según consta en la ficha del catálogo, es Romualdo Giménez Carles, con un proyecto posterior de intervención de reforma de los años 1996 y 1999 de Javier Bethancourt. La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo aprobó en 2008 una propuesta de legalización de obras de reforma y ampliación por remonte en planta primera y ático. Posteriormente la comisión de la Gerencia de Urbanismo dio su conformidad en 2011 a una propuesta de desistimiento de la promotora sobre la licencia otorgada en su día, por lo que las obras no se llevaron a efecto.

En el proyecto actual se pretende una reforma mediante redistribución interior de la edificación histórica para su uso comercial, concretamente hostelero para actos de celebraciones. Para adecuar la edificación a dichos usos, siempre según el proyecto al que ha tenido acceso este periódico, se incluye la instalación de un ascensor, manteniéndose la escalera existente tal como obliga el catálogo. Se contempla la construcción en el ático el cuerpo del ascensor para su acceso a la cubierta y otro simétrico de instalaciones para mantener la simetría predominante en la fachada. La distribución interior se pretende mantener con la máxima diafanidad que permita el uso establecido.

La configuración de las crujías respecto a la calle Gracia Fernández Palacios se mantiene según el estado actual de la edificación. Básicamente la actuación consiste en segregar en usos la edificación mediante la creación de un doble acceso, uno por la planta baja y otro para las superiores mediante la consolidación del núcleo de escalera existente que, si bien no cumple con la normativa en cuanto a sus dimensiones, es uno de los elementos a conservar según se especifica en la ficha del catálogo del Plan Especial de Protección El Arenal. Igualmente está prevista la eliminación de las barreras arquitectónicas para personas con discapacidad, la creación de vestíbulos y aseos generales en las distintas plantas. La distribución de forma diáfana sólo contará con un espacio para la venta de recuerdos, La memoria económica recoge un gasto de la reforma en torno a los 250.000 euros.

Otras novedades en el Arenal

Este proyecto supone la tercera gran novedad en torno a un edificio como la plaza de toros que tiene la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC). Otra vivienda muy próxima al monumento, la del Paseo de Colón, número 9, será derribada. Una promotora proyecta un edificio residencial de nueva construcción de cuatro plantas de altura y dos plantas en sótano en pleno Paseo de Colón. Esta iniciativa supone la demolición total del inmueble existente, como avanzó este periódico, para lo cual se ha elaborado ya el correspondiente expediente de derribo con todas las cautelas que se requieren. La empresa promotora es Efecto Inmobiliario S.L., con sede en Sevilla, que quiere hacer seis viviendas en el edificio de nueva planta. La finca está catalogada como de uso residencial en el Plan Generación de Ordenación Urbana (PGOU), en un solar con forma trapezoidal de una superficie aproximada de 372 metros cuadrados.

Al estar la parcela incluida en el conjunto histórico declarado de la ciudad, afectada también por el catálogo del Sector 13 El Arenal, es obligado guardar determinadas cautelas arqueológicas. El proyecto contempla un edificio de cuatro plantas sobre rasante más un castillete y dos plantas de sótano con el que no se llega a agotar la edificabilidad máxima permitida, siempre según las consideraciones de. Las dos plantas en sótano se destinarán a ocho plazas de aparcamiento cada uno, instalaciones comunes y montacoches. Cada planta sobre rasante tendrá dos viviendas y en la planta del castillete habrá acceso a la cubierta, instalaciones comunes, áticos de las viviendas de las plantas inferiores y terraza comunitaria con placas solares y unidades exteriores de climatización.

La otra novedad es que la Real Maestranza irá transformando poco a poco sus viviendas de la calle Adriano, actualmente cedidas en régimen de alquiler, en apartamentos turísticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios