Protesta

Un centenar de autobuses turísticos piden en Sevilla ayudas para salvar el sector

  • Exigen al Gobierno planes de refinanciación para las pymes

  • Proponen que se les incluya en el fondo de 800 millones para al transporte regular

Puente de la Barqueta. Once de la mañana de un fresco 10 de junio. Más de un centenar de autobuses turísticos ocupan la calzada en dirección al centro de la ciudad. A la caravana no se le ve el final. Han partido desde la explanada del Estadio de la Cartuja, donde los conductores y acompañantes han recibido instrucciones sobre la movilización que protagonizan de forma simultánea en otras provincias andaluzas y en la que exigen ayudas al sector, seriamente perjudicado por la crisis del Covid-19

Un agente policial se encarga de regular el tráfico en la confluencia con Torneo. La directriz de los manifestantes es entorpecer lo menos posible la circulación. Quieren tener de su parte a la sociedad civil, a la que muestran la grave situación por la que atraviesa una actividad que depende del turismo y que está integrada por pequeñas empresas familiares, que deben afrontar grandes gastos mensuales pese a que lleven sin funcionar desde que se decretó el estado de alarma

Los peatones que cruzan de acera en el Paseo Juan Carlos I contemplan la extraña escena: una protesta de autobuses. Todos en fila india, ocupando un carril completo del puente de la Barqueta y la glorieta delantera de Isla Mágica. Los primeros ya acceden a la Resolana, donde también circulan por un único carril. La labor de la Policía evita grandes aglomeraciones de vehículos en las intersecciones reguladas por semáforos, al menos, en este enclave. 

Un agente regula la llegada de los autobuses en el puente de la Barqueta. Un agente regula la llegada de los autobuses en el puente de la Barqueta.

Un agente regula la llegada de los autobuses en el puente de la Barqueta. / Juan Carlos Vázquez

La mayoría de los conductores vienen con un acompañante, que ocupa el asiento normalmente asignado al guía turístico. Muchos de ellos tocan el claxon. En la luna o en las ventanas laterales exhiben pancartas reivindicativas: "salvad al transporte", pidiendo mejoras en los seguros o la ampliación de los contratos para los viajes escolares. Se trata de varias de las medidas que el sector exige para hacer frente a la crisis y que incluyen en un largo manifiesto.

En su reivindicación, estos trabajadores lamentan su situación de agravio respecto al transporte regular, "los grandes beneficiaros de la crisis del Covid-19", como los denominan. En este punto recuerdan que el próximo 16 de junio el consejo de ministros aprobará un fondo de 800 millones de euros para paliar las pérdidas ocasionadas por el estado de alarma. En este plan, según el colectivo, no se contempla como beneficiarios a los empresarios del transporte discrecional o turístico, de ahí que exijan su inclusión como una de las medidas para revitalizar el sector, que no ha recibido ningún ingreso estos tres meses, en los que, por contra, ha tenido que seguir haciendo frente a altos costes, como por ejemplo el pago de los préstamos por vehículo que llegan a suponer hasta 5.000 euros al mes

La conductora de un autobús turístico hace con los dedos la señal de la victoria. La conductora de un autobús turístico hace con los dedos la señal de la victoria.

La conductora de un autobús turístico hace con los dedos la señal de la victoria. / Juan Carlos Vázquez

Por tal motivo, piden al Gobierno que obligue a los bancos a introducir cambios en los planes de financiación para que éstos se prorroguen sin que suponga un mayor endeudamiento. Unas mejoras que también se exigen para los seguros. De igual forma, se propone que en dicha actividad se aplique un tipo de IVA del 4%. 

Por otro lado, ante la interrupción de las clases presenciales, el sector reclama que se prorroguen por un año los contratos de transporte escolar que quedaron suspendidos con el estado de alarma

Los trabajadores del transporte turístico, en la explanada del Estadio de la Cartuja, antes de que parta la protesta. Los trabajadores del transporte turístico, en la explanada del Estadio de la Cartuja, antes de que parta la protesta.

Los trabajadores del transporte turístico, en la explanada del Estadio de la Cartuja, antes de que parta la protesta. / Juan Carlos Vázquez

La manifestación, una vez abandonada la Isla de la Cartuja, toma por la Resolana y toda la Ronda Histórica hasta introducirse por Marqués de Paradas para volver a salir hacia Arjona y el Paseo de Colón, en el cual siguen ocupando sólo un carril, sin que el tráfico se vea muy afectado. La protesta, sin incidencias, concluye en la Avenida de Portugal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios