Inicio de curso

Códigos QR y una semana de margen para iniciar el curso en la US

Acceso principal al Rectorado de la Universidad de Sevilla. Acceso principal al Rectorado de la Universidad de Sevilla.

Acceso principal al Rectorado de la Universidad de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

La Universidad de Sevilla (US) dispondrá de una semana para iniciar el nuevo curso académico, que oficialmente arrancará el próximo lunes 5 de octubre. Ante las numerosas novedades que se introducirán, debidas a la pandemia del Covid-19, la Hispalense pretende que la comunidad universitaria cuente con un periodo de adaptación, especialmente para los estudiantes de nuevo ingreso. Por tal motivo, y como ya ocurrió en los colegios e institutos en septiembre y en la Universidad Pablo de Olavide (UPO), no será hasta el martes 13 de octubre cuando se ponga en marcha todo el sistema operativo diseñado para un curso que, en palabras del rector de la US, Miguel Ángel Castro, será "atípico y complejo"

Castro ha detallado que el procedimiento de seguridad de la US establecido el 17 de septiembre obedece a las distintas normas fijadas por el Gobierno y la Junta, especialmente la publicada por la Consejería de Salud y Familias el pasado 3 de septiembre. A partir de este protocolo, cada facultad, en función del número de alumnos, instalaciones y características, podrá aplicar criterios propios. Entre ellos, destaca la posibilidad de instalar un código QR a la entrada de las aulas que hará más fácil, en caso de contagio, concretar los contactos estrechos que haya mantenido un alumno durante las clases presenciales

Por ahora, según ha anunciado el rector, se han matriculado 52.145 alumnos, la mayoría de ellos de grado, ya que, por ejemplo, aún no se ha abierto el plazo para el doctorado y el del máster continuará vigente todo el mes de octubre. Se prevé que se superen para este curso los 60.000 estudiantes

La mayoría de ellos combinarán las clases presenciales y telemáticas. Con tal fin, cada facultad, una vez registrada la matrícula, asigna a cada alumno un subgrupo (término que sustituye este curso al de grupo), diseñado en función de la capacidad que puede albergar un aula física cumpliendo siempre las medidas de seguridad. Por tal motivo, podrán estar al 50% (dos subgrupos), al 33% (tres subgrupos) o al 25% (cuatro subgrupos). Cada uno de ellos rotará semanalmente para acudir a la facultad. Castro, pese a la críticas en la tardanza para informar del subgrupo al que pertenece cada universitario, ha garantizado que el próximo lunes todos los estudiantes conocerán a qué turno pertenecen

Prioridad a los alumnos de nuevo ingreso

La incorporación a las aulas se hará, como se dijo antes, de manera progresiva, dando prioridad, eso sí, al los alumnos de nuevo ingreso, aunque este principio -acordado en la conferencia de rectores de las universidades españolas (Crue)- no será general en todas las facultades. El objetivo de las primeras clases -del 5 al 9 de octubre- es informar sobre todas las medidas de seguridad de este atípico curso y que los estudiantes se adapten a ellas. La actividad académica plena comenzará el martes 13, tras el puente del Pilar. 

Para la próxima se espera que también estén instaladas las 665 cámaras que grabarán las clases y permitirá que los alumnos las sigan en directo desde sus domicilios cuando no tengan que asistir a la facultad. Esta herramienta no es de uso obligatorio para los docentes, que podrán utilizar otros medios digitales para la enseñanza telemática. 

Las distintas medidas y dispositivos puestos en marcha por la Universidad de Sevilla han supuesto para esta institución un gasto de 20 millones de euros, según ha afirmado Castro, quien reclamará esta partida dentro de las ayudas contempladas por el Gobierno para la enseñanza superior, que alcanzan los 80 millones. 

Por otro lado, hasta este miércoles más del 80% de los casi 6.500 docentes que componen la plantilla de la US se ha sometido a los test rápidos de Covid. De ellos, el 97% ha dado negativo; un 2% se encuentra inmunizado y sólo se han constatado -por PCR- dos positivos, lo que, en palabras del rector, supone "una garantía para el comienzo de curso" y evidencia que las medidas establecidas desde que se levantó el estado de alarma "han dado resultado". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios