El plan de desconfinamiento a nivel local

La desescalada del coronavirus en Sevilla: ¿Cuándo se podrá subir a la Giralda y visitar el Alcázar?

  • Las visitas a los monumentos podrían comenzar dentro de un mes, en la segunda fase de la desescalada

  • A partir del 11 de mayo ya se abrirán las terrazas de los bares y la ciudad se reencontrará con sus grandes devociones

Una vista general de la Giralda, la Catedral y la muralla del Alcázar durante el estado de alarma. Una vista general de la Giralda, la Catedral y la muralla del Alcázar durante el estado de alarma.

Una vista general de la Giralda, la Catedral y la muralla del Alcázar durante el estado de alarma. / Raúl Caro / EFE

Los monumentos de Sevilla podrán abrirse dentro de un mes. Será a partir del 26 de mayo, al iniciarse la segunda fase del desconfinamiento, cuando la Giralda, la Catedral y el Alcázar reciban a sus primeros visitantes tras permanecer más de dos meses cerrados por la pandemia de coronavirus. Aunque en esta apertura los protagonistas no serán los turistas extranjeros, ya que por ahora la movilidad queda restringida y la llegada de visitantes internacionales estará condicionada por otros requisitos que establezca el Gobierno. 

No obstante, el desarrollo de estas fases, que se hará por provincias, queda sujeto a la evolución de los parámetros epidemiológicos, una información que muchas localidades aún no tienen. Según detallaron fuentes municipales, en el caso de la capital andaluza no se cuenta con buena parte de estas cifras (como la capacidad actual del sistema sanitario o la situación epidemiológica), por lo que el gobierno local se pondrá en contacto con la Junta para que le aporte los datos necesarios.

El plan de desescalada dado a conocer este martes por el presidente de España, Pedro Sánchez, marca las fechas en las que comenzarán a reactivarse dos sectores fundamentales en la economía de Sevilla. Por un lado, el turístico, que ha sufrido un gran descalabro a raíz de decretarse el estado de alarma por esta pandemia universal. La visita a los monumentos podrá realizarse a partir del 26 de mayo, cuando en teoría ha de comenzar esta segunda fase que incluye dicha apertura. 

El Ayuntamiento y el Cabildo Catedral tienen la última decisión

No obstante, esta opción queda limitada. Quienes accedan a dichos recintos no podrán superar un tercio de su aforo. Compete ahora a los titulares de los monumentos -en estos casos el Ayuntamiento de Sevilla y el Cabildo Catedral- establecer las fechas concretas de apertura y, sobre todo, las normas de seguridad e higiene tanto para su acceso como para la permanencia de los visitantes en el interior, unas medidas que afectarán a la gestión y reserva de las entradas.  

En el plano turístico también ha de contemplarse los alojamientos. El plan de desescalada permite a los hoteles abrir sus puertas en la fase 1, a partir del 11 de mayo, aunque, eso sí, con fuertes restricciones. Las zonas comunes habrán de permanecer cerradas y las autoridades sanitarias establecerán diversas limitaciones para mantener las medidas de seguridad e higiene. Sobre la llegada de los primeros clientes debe tenerse en cuenta varias observaciones. Por un lado, que la movilidad entre las provincias estará aún prohibida, excepto en los casos que actualmente se permite y, por otro, que el principal aliciente para que vengan a la capital andaluza será la visita de los monumentos y las celebraciones culturales, actividades no permitidas hasta 15 días después.

La hostelería

Otro sector que también ha salido bastante perjudicado con el confinamiento es la hostelería. A partir del lunes 11 de mayo podrán retomar su actividad aquéllos que cuenten con terrazas, donde no se podrá superar el 40% se su capacidad y con un horario reservado para personas mayores. El Ayuntamiento de Sevilla, en este sentido, ya anunció hace varias semanas que estudia ampliar el mínimo de veladores permitidos actualmente para facilitar la recuperación de estos negocios.

Los restaurantes tendrán que esperar un poco más, ya que hasta la segunda fase (a partir del 26 de mayo) no se permitirá que los clientes se sienten a mesa y mantel, sin sobrepasar en ningún momento un tercio de su aforo y con bastante separación.

El reencuentro con las devociones

Respecto a los templos, podrán reabrir al culto a partir del 11 de mayo, en la primera fase (la Junta pidió que fuera desde el domingo 3 de mayo), limitándose la entrada de los fieles. Por tanto, los sevillanos podrán de nuevo visitar las grandes devociones de la ciudad, como el Gran Poder, la Macarena, la Esperanza de Triana o el Cachorro, en menos de 15 días, tras haber vivido la mitad de la cuaresma con las iglesias cerradas y una Semana Santa sin cofradías. En este punto conviene tener en cuenta que a la Catedral -a la que no se podrá acceder como visitante turístico hasta finales de mayo- sí se podrá entrar en la zonas donde se celebren cultos, como la Capilla Real, donde se encuentra la Virgen de los Reyes. Una cuestión que habrá de concretar el Cabildo Catedral. 

El comercio y la vuelta a las aulas

El pequeño comercio podrá abrir desde el lunes 11 de mayo, aunque con los locales adaptados a la nuevas normas de seguridad. Y otro aspecto de igual importancia: el regreso a los colegios. Desde el 26 de mayo los menores de seis años -con la autorización de los padres- y los alumnos de segundo de Bachillerato podrán volver a las aulas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios