Planes para los negocios hosteleros

El Ayuntamiento de Sevilla estudia ampliar el mínimo de veladores para apoyar al sector en la crisis del coronavirus

  • Alargar la vigencia de las licencias en los bares con menor aforo es otra de las medidas para relanzar el sector

  • La idea es promocionar Sevilla como ciudad de ocio y actividades al aire libre

Varios operarios retiran una sombrilla en uno de los bares del Paseo Colón. Varios operarios retiran una sombrilla en uno de los bares del Paseo Colón.

Varios operarios retiran una sombrilla en uno de los bares del Paseo Colón. / Juan Carlos Vázquez

El sector de la hostelería fue uno de los primeros en notar el impacto de la pandemia del coronavirus y será uno de los últimos en recuperarse. La vuelta a la actividad tendrá mucho cuidado con las aglomeraciones de personas y la normalidad llegará lentamente. Según dos informes publicados la semana pasada, la crisis sanitaria se llevará por delante al 40% de los 124.000 millones de euros que preveían facturar los más de 300.000 bares, restaurantes y alojamientos españoles. Además, el sector, en el que trabajan 1,7 millones de personas, sufrirá un fuerte golpe en el empleo, con la pérdida definitiva de hasta 200.000 puestos.

El Ayuntamiento y los hosteleros de la ciudad ya trabajan en el día después del estado de alarma. El equipo de Juan Espadas mantiene su compromiso de alcanzar un consenso en torno a la ordenanza de ocupación de la vía pública con terrazas de veladores aprobada en 2014 para introducir criterios de flexibilidad, especialmente para los establecimientos con menor aforo. Concretamente se plantea incrementar el mínimo de veladores que pueden tener y ampliar el periodo de vigencia de las concesiones de licencias de veladores.

La Gerencia agilizará las licencias de obras para aprovechar el cierre forzoso

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo se encuentran en un periodo de análisis y trabajo conjunto con el sector de la hostelería en torno a los posibles cambios que se puedan producir en cuanto al funcionamiento del sector por recomendaciones sanitarias, así como a las medidas que se puedan adoptar de forma temporal para relanzar el sector. Este proceso se analizará técnica y jurídicamente por el gobierno socialista teniendo en cuenta la necesidad de compatibilizar la actividad económica con la accesibilidad y el derecho al descanso de los residentes.

El Ayuntamiento trabajará con el sector de la hostelería en la definición de la nueva estrategia de promoción turística diseñada para cuando finalice la crisis sanitaria del coronavirus y que tendrá que adaptarse a la nueva situación y a las recomendaciones sanitarias existentes. La apuesta es el mercado nacional y la recuperación del sector congresos, ya que muchas de las citas programadas para Sevilla han sido aplazadas y no suspendidas. Se trabajará además en la oferta de Sevilla como destino turístico con actividades y ocio al aire libre.

Los servicios jurídicos miran todas las opciones para los negocios con una concesión

“La hostelería es un sector muy importante para la actividad económica y para el empleo de nuestra ciudad que está siendo especialmente golpeada por esta crisis sanitaria. Vamos a mantener un diálogo abierto y permanente con los establecimientos. Queremos poner en marcha todas las ayudas y medidas posibles dentro de nuestras competencias y trabajar de forma conjunta en el diseño del día después en un ámbito en el que es previsible que se produzcan cambios importantes a corto y medio plazo a los que debemos adaptarnos”, explicó Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano y Turismo.

Otra medida sobre la mesa de Urbanismo es el compromiso de agilizar las licencias de obras que soliciten los negocios de hostelería para aprovechar el cierre forzoso por el decreto de alarma. Durante un encuentro telemático con los hosteleros, el Ayuntamiento detalló las distintas medidas fiscales puestas en marcha en cuanto a exenciones de tasas como la recogida de residuos o los veladores, así como los aplazamientos en los pagos de los principales tributos. Del mismo modo, el gobierno aclaró que se están estudiando todas las posibilidades legales para los establecimientos que tienen concesiones con el Ayuntamiento o están en situación de arrendamiento. Mientras se define la mejor opción se ha concedido un aplazamiento en todos los pagos hasta el mes de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios