Coronavirus y embarazo

Diez embarazadas con Covid permanecen ingresadas en los hospitales sevillanos

  • Cinco de ellas son todavía gestantes, mientras otras cinco ya han dado a luz

  • La reciente muerte en el Virgen del Rocío aviva la urgencia de inmunizar a todas las mujeres encintas

Profesionales sanitarios asisten a una embarazada en un box de UCI en el Virgen del Rocío.

Profesionales sanitarios asisten a una embarazada en un box de UCI en el Virgen del Rocío. / @GuillermoAntiog

Diez mujeres que se contagiaron de Covid durante el embarazo permanecen ingresadas en los hospitales sevillanos. Según los últimos datos facilitados por la Consejería de Salud y Familias, son cinco las mujeres todavía gestantes atendidas en estos centros sanitarios, una de ellas en la UCI, mientras que otras dos mujeres se encuentran también ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos tras dar a luz y otras tres permanecen en planta también tras haber tenido a su bebé.

La muerte el pasado lunes en el Hospital Virgen del Rocío de una mujer infectada con coronavirus que había dado a luz unos días antes ha redoblado el llamamiento tanto de sanitarios como de políticos para que estas mujeres se vacunen a la mayor brevedad posible. Las últimas estadísticas de vacunación facilitadas por la Junta de Andalucía constatan que casi la mitad de las embarazadas sevillanas, el 49,4%, cuentan en estos momentos con la pauta completa de vacunación. Asimismo, un 71% ha decidido vacunarse y cuenta ya con la primera dosis de la vacuna. 

Las mujeres embarazadas se han convertido en uno de los sectores de la población más afectados por el virus en esta quinta ola de la pandemia. El número de ingresos y las numerosas complicaciones que se están produciendo las sitúa como uno de los grupos diana, al igual que lo fueron los ancianos en olas anteriores. El por qué ahora de esta situación tras más de un año y medio de crisis sanitaria lo explica el jefe de Obstetricia y Ginecología del Virgen del Rocío, Guillermo Antiñolo, que considera que en esta quinta ola se ha dado "la tormenta perfecta" para que las mujeres embarazadas se hayan convertido "en un blanco relativamente sencillo para esta enfermedad".

"Lo primero que hay que considerar es que la variante Delta es mucho más contagiosa. Eso ha coincidido con un aumento de gente vacunada y, por lo tanto con mayor protección, fundamentalmente los mayores que eran los que tenían más riesgos o los profesionales sanitarios u otros colectivos más expuestos, acompañado de una cierta liberalización de medidas de seguridad como el uso de la mascarilla, en un momento en el que las mujeres embarazadas no han sido consideradas como un grupo de riesgo por lo que al pertenecer al colectivo joven han sido de las últimas en vacunarse. A ello se suma que no ha habido una campaña específica para fomentar su vacunación, lo cual a mí me parece un error, y por último, el hecho de que la enfermedad en las mujeres gestantes se manifieste de forma algo diferente y potencialmente más grave que en el resto de las personas que no tienen un embarazo en curso. Todo eso se ha producido a la vez y ha sido muy catastrófico", argumenta.

Sí apunta el profesional un cambio de tendencia en los últimos días en los que asegura "ha amainado la tormenta después de momentos en los que la cosa estaba muy complicada". Antiñolo achaca la situación actual al efecto de las vacunas tras una mayor concienciación del colectivo de las gestantes tras los numerosos ingresos hospitalarios que se han producido durante esta quinta ola de la pandemia y tras hacerse público varios casos graves, entre ellos, el reciente fallecimiento de una mujer tras dar a luz en Sevilla. Por esta razón, el ginecólogo advierte de que la mejor manera de afrontar la situación es con la vacunación, reprochando "las tibias" recomendaciones para vacunar a este colectivo durante muchos meses, provocando un retraso en su inmunización que, en su opinión, ha tenido "consecuencias muy graves".

El especialista asegura que lo que se ha vivido en el hospital en esta quinta ola con las embarazadas "no se había visto nunca antes". De hecho, explica que se ha tenido que "adaptar completamente la estructuración" del Hospital de la Mujer para poder recibir al elevado número de gestantes que llegaban con Covid y que no podían estar en su domicilio. "Cuando empezó está situación extrema con la quinta ola, rápidamente tuvimos que reorganizar los circuitos. Hemos llegado a reconvertir el Hospital de la Mujer en una especie de Hospital de la Mujer Covid, al igual que el Hospital Militar lo es para pacientes en general. Todo ello se ha hecho en contacto con los compañeros de Neonatología y en comunicación constante con la unidad de Enfermedades Infecciosas y con UCI", afirma.

Sobre el curso de la enfermedad en las mujeres embarazadas, el ginecólogo no discrimina ningún momento de la gestación por su menor riesgo a sufrir un Covid grave. "Hemos tenido mujeres en diferentes edad gestacional en situaciones muy complicadas. No sé si algún primer trimestre tan complicado, pero desde el segundo hasta el final hemos visto situaciones muy difíciles. Por eso mi recomendación no es esperar al final o la segunda mitad del embarazo para vacunarse, sino vacunarse cuanto antes", insiste.

El servicio de Obstetricia y Ginecología del Virgen del Rocío asiste dos partos en terapia ECMO por su estado crítico

Entre otras muchas complicaciones, Antiñolo destaca el parto en ECMO (oxigenación extracorpórea) de dos mujeres gestantes infectadas que, por su situación crítica, sufrían una insuficiencia pulmonar grave tras haber dejado de funcionarles los pulmones. "Un parto en ECMO era para mí una situación inimaginable y lo hemos tenido que hacer en mujeres jóvenes y sanas embarazadas con Covid. Es algo que no se me había ocurrido que pudiera pasar y mira que he visto de todo", manifiesta el especialista, al tiempo que explica que el ECMO es un sistema de oxigenación por membrana extracorpórea que permite realizar la función respiratoria y limpiar la sangre mientras que los pulmones pueden permanecer menos activos y que suele utilizarse como un puente en intervenciones del tipo trasplantes de corazón o pulmón en personas en estado crítico.

Respecto la recuperación de estas mujeres que se ven abocadas a cesáreas de urgencias o largas estancias hospitalizadas e incluso en ventilación mecánica en UCI por complicaciones en su infección, el especialista señala que "hay de todo". "Son casos en los que no puedes predecir un curso de la enfermedad tan preciso por los riesgos que ya de por sí conlleva un embarazo. Algunas de ellas van a mejor pero otras se complican en un momento con una neumonía bilateral y eso nos obliga a trasladarlas desde el Hospital de la Mujer al Hospital General para recibir unos cuidados más adecuados, mientras nosotros, obviamente, seguimos pendientes, desde nuestra posición, de tratar que el embarazo vaya bien, dentro de un gran trabajo en equipo. En los casos más graves que acaban en UCI la recuperación es variable. Muchas se recuperan bien y otras lamentablemente no, como el caso de la recientemente fallecida que, aunque parecía que iba mejor, acabó haciendo un tromboembolismo pulmonar y se nos fue de una forma rápida e imposible de gobernar", sostiene. 

Riesgos del Covid en embarazadas

Según el portal especializado en vacunación de la Junta de Andalucía, Andavac, la vacunación en las mujeres embarazadas en prioritaria porque la etapa gestacional es un factor de riesgo de por sí para padecer Covid-19 grave, como ocurre con otras infecciones como la gripe, etc. La bajada de las defensas y la menor capacidad pulmonar, entre otros factores, influyen decisivamente en esto.

Durante el embarazo es más frecuente que ocurran complicaciones que en personas no embarazadas de su misma edad, que pueden afectar tanto a la embarazada como al feto. Ocurre tanto en embarazadas con y sin otros factores de riesgo. Estas complicaciones pueden ser graves, y a veces fatales: neumonía, necesidad de ingresar en el hospital o en UCI, intubación y ventilación mecánica, preeclampsia, trombosis, cesárea urgente, parto prematuro, fallecimiento de la embarazada y/o pérdida del bebé…

Actualmente, esta vacunación se ha convertido en más prioritaria aún, ya que, dada la alta incidencia en personas jóvenes y la alta contagiosidad de la variante delta, se están produciendo muchos más casos de Covid en embarazadas, y paralelamente, más casos graves, incluido algunos con desenlace fatal.

Por todo ello, la vacunación frente a la Covid en la embarazada es altamente recomendable, con vacunas de ARN mensajero (Moderna o Pfizer), que han demostrado ser seguras y eficaces tanto para la embarazada como para el feto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios